Las claves del estilo victoriano

Analizamos uno de los estilos que ha marcado toda una era.

Encajes, faldas largas y voluminosas, cinturas muy acentuadas y cuellos tipo gorgueras inundan las colecciones de la moda contemporánea como eco del estilo victoriano. La reina Victoria no solo dio nombre a un período monárquico, sino a todo un estilo de relevancia internacional que sigue inspirando nuevas tendencias. Su reinado, que abarca buena parte del siglo XIX, fue el momento álgido del Imperio británico. Todo lo inglés fue admirado en la Europa del momento. Y su reina, también emperatriz de la India, se convirtió en un icono. Las transformaciones tecnológicas, sociales, económicas y científicas se dejaron sentir en todos los ámbitos, incluida la moda. Aunque la evolución de estilos fue constante en este siglo, una serie de elementos pueden distinguirse como identitarios del traje femenino del período victoriano:

Dior
Colección HC otoño/invierno 2018/2019 de Dior / Imaxtree

- Cintura estrecha muy marcada. El uso del corsé se impuso en las primeras décadas del reinado. Buena muestra de ello es el desarrollo de esta pieza en las décadas centrales del siglo XIX pasando de dos patentes en 1828 a 64 patentes en tan solo veinte años. Por otro lado, el uso del cinturón acentuaba la estrechez de la cintura.

- Faldas largas y con volumen. A la vez que se ciñe el talle, se amplía el volumen de la falda para acentuar el contraste con la diminuta cintura. La misma función cumplían las mangas anchas y abullonadas que fueron simplificándose a lo largo del siglo.

Las faldas amplias en contraste con la cintura estrecha con inspiración victoriana siguen estando presentes en las pasarelas, como puede verse en algunos diseños de Dior

Givenchy
Colección HC primavera/verano 2017 de Givenchy / Imaxtree

- Gusto por los encajes. El encaje se utilizó para adornar todas las prendas y complementos: faldas, guantes, enaguas y hasta botas fueron decoradas con la delicadeza del encaje que durante el siglo XIX vivió un gran desarrollo gracias a la nueva maquinaria que facilitó la producción textil. La diseñadora Carolina Herrera ha encontrado en este estilo una inspiración combinando blusas de encaje con amplias faldas.

- Tejidos lisos, con rayas o con cuadros para los vestidos de mañana y de paseo. Las numerosas traducciones que se llevaron a cabo de las novelas del escritor escocés Walter Scott demuestran que la moda literaria influyó en los gustos en la indumentaria. Son varios los investigadores que relacionan las exitosas novelas de Scott con la proliferación del uso de los tartanes característicos de esta zona. Además, la reina Victoria contribuyó al gusto por lo escocés con sus estancias en el Castillo de Balmoral. El tartán escocés sigue siendo tendencia como se pudo apreciar en el modelo de la colección de Givenchy 2017, donde la inspiración victoriana además se observa en la acentuación de la cintura y el cuello tipo gorguera.

Letizia
La Reina Letizia, con diseño de Carolina Herrera / Gtresonline

- Vestidos de baile con “berta” y escote corazón. En los trajes femeninos para la noche predominó el escote con hombros al aire y la manga corta, contrastando con la austeridad del traje de paseo. Telas como la seda o el terciopelo acompañaban elegantemente la sensualidad del amplio escote adornado en ocasiones con volantes. La inspiración en este tipo de escote lo hemos podido ver en este diseño de Carolina Herrera para la reina Letizia.

Elie Saab
Colección otoño/invierno 2020/2021 de Elie Saab / Imaxtree

- Escotes más recatados con forma oval o cuellos altos tipo gorguera para los trajes de diario. El escote oval que cubre los hombros generalmente adornado con encaje fue una elegante manera de destacar la finura de la curvatura del cuello. Aunque el elemento que ha pasado a la historia como el más significativo del período victoriano es el cuello alto con volante que recuerda a la antigua gorguera renacentista. Ellie Saab ha traído a la actualidad este tipo de cuellos

- El chal de Cachemira como prenda de abrigo. Mucho más grandes que en períodos anteriores, los chales se consolidaron como prenda para cubrirse del frio. De forma rectangular o cuadrada eran muy envolventes y se prestaron a todo tipo de combinaciones.

- Zapatos planos en el calzado femenino. Algunos investigadores explican esta tendencia como deferencia a la reina, de baja estatura. Predominaron las zapatillas planas atadas sobre los tobillos como las bailarinas, generalmente del mismo color que el vestido. A mediados de siglo evolucionaron hacia un tacón bajo. Para el paseo fueron frecuentes las botas.

Sin duda, la reina Victoria I de Inglaterra ha sido una de las monarcas más influyentes de la historia y el estilo asociado a este periodo, especialmente en la moda, sigue inspirando a grandes diseñadores que cada año nos deleitan con evocadoras colecciones que conjugan historia y actualidad.

Continúa leyendo