Las joyas ‘prohibidas’ de la reina Letizia

Aunque tiene a su disposición un sinfín de alhajas, hay algunas piezas de las que doña Letizia prefiere prescindir

No es ningún secreto que la reina Letizia no es una gran amante de las joyas, a pesar de que tiene a su disposición algunas de las piezas más exclusivas que existen. Broches, pendientes, collares, tiaras… Aunque en ocasiones especiales no duda en recurrir a las alhajas del lote ‘de pasar’, en el día a día le es imprescindible su anillo dorado de Karen Hallam y piezas de corte más discreto.


Sin embargo, hay una serie de joyas que, por una razón u otra, la Reina ha decidido esconder al público y no ha vuelto a lucir. Algunas de ellas no han vuelto a ver la luz porque en realidad no son ya del gusto de la Reina pero hay otras que tienen un significado especial. Entran en el lote que podemos clasificar como ‘joyas prohibidas’.

Letizia
Gtres

De entre las joyas que la Reina ya no utiliza hay que destacar especialmente tres: su anillo de compromiso, los pendientes de su boda y un reloj. La Reina lleva años sin llevar su anillo de compromiso -tampoco la alianza-, pero mientras que el de boda no lo luce porque asegura que le molesta al saludar a la gente, el de compromiso tiene que ver con Iñaki Urdangarin. El que fuera duque de Palma fue quien compró la espectacular banda de eternidad con diamantes de talla baguette y oro blanco en 2003, pero en 2011 la entonces princesa decidió dejar de utilizarla, cuando comenzó el escándalo Nóos. Diego Torres fue quien reveló que don Felipe había elegido el anillo por catálogo y encargado a Urdangarin que lo comprara en Barcelona. Este se negó a cobrarle los 3000 euros que había costado, y que había pagado con la tajeta de Nóos.

Letizia
Gtres

Además del anillo,  hay otra joya que en su momento fue muy especial para Letizia y que ahora ha descartado. Se trata de los pendientes de su boda, un regalo de don Juan Carlos y doña Sofía. Un exquisito conjunto de platino y diamantes cuyo precio se desconoce pero que, a raíz de los últimos acontecimientos, la Reina ha dejado de llevar. La última vez que los llevó fue en uno de los actos de la edición de los Premios de la Fundación Princesa de Asturias del año 2019, curiosamente, también vestida de Pertegaz, como el día de su boda.
 
Y en relación con el rey Juan Carlos, doña Letizia guarda en su joyero un espectacular reloj que el exmonarca le obsequió en la pedida. Una pieza de Audemars Piguet, modelo Lady Royal Oak, valorado en más de 17.000 euros y realizado en acero y oro amarillo.

Continúa leyendo