Las primeras palabras de la madre de Ainhoa Armentia, la nueva suegra de Urdangarin

La familia de Ainhoa se ha mantenido en segundo plano tras darse a conocer el romance bomba del año, sin embargo la suegra de Urdangarin ha decidido romper su silencio.

Antonia, madre de Ainhoa Armentia, se ha visto tan desbordada por la presencia de los medios de comunicación, que ha roto su silencio con José Antonio Avilés, colaborador del programa ‘Viva la vida’. En primer lugar ha querido aclarar que fue Ainhoa la que le comunicó que Iñaki Urdangarin se había convertido en su nuevo novio, “Me enteré el mismo día de todo y fue mi hija la que me lo contó, me enteré antes de las fotos”, dice Antonio refiriéndose a la exclusiva de la revista Lecturas en la que podíamos ver a Urdangarin y Ainhoa dando un paseo de la mano por las calles de Vitoria. La nueva suegra de Urdangarin está un poco agobiada por la presencia de los medios, y a pesar del nuevo romance, pretende dejar claro que ella y el resto de su familia son vidas anónimas. “Somos personas normales, porque él sea público, nosotros no tenemos nada que ver en esto”, decía tajante Antonia que ha visto su vida alterada tras la llegada a la familia del nuevo yerno.

José Antonio y Antonia han hablado largo y tendido durante diez minutos en los que la madre de Ainhoa ha aprovechado para desahogarse, después de estar tantos días perseguida por la prensa. “Mis niños están muy protegidos. Por tanto no tienen nada que ver en esta relación, no son como los hijos de la infanta que son públicos. Ellos no son públicos”, decía Antonia en defensa de sus nietos que, según sus palabras, todavía no conocen a los que se convertirían en sus hermanastros. Aunque no se había pronunciado hasta hoy, Antonia no descarta seguir hablando para los medios de comunicación, “No es el momento ahora de hablar, llegará el momento que hablaremos. De momento no ¿Por qué no vamos a hablar? Pero siempre con la verdad”. La conversación deja clarísima la intención de la madre de Ainhoa, quiere mantener su vida privada y la del resto de su familia al margen de la vida mediática de Urdangarin. El pasado mes de enero pudimos ver a Antonia en Socialité paseando por Vitoria y negándose a responder a las preguntas de los reporteros, una postura que había mantenido hasta su conversación con José Antonio Avilés.

ainhoa armentia
Telecinco

¿Qué sabemos de Ainhoa Armentia y su familia? La nueva novia de Urdangarin nació en Vitoria hace 43 años y conoció al ex duque de Palma en el despacho de abogados Imaz & Asociados, donde trabajaba como contable después de terminar sus estudios en Administración y Dirección de Empresas. Ainhoa lleva 19 años casada con Manuel Ruiz, diseñador de vehículos en Mercedes, fruto del matrimonio nacieron dos hijos que ya son adolescentes. Al parecer, Manuel desconocía la nueva relación de su mujer hasta el mismo día en que se publicaron las imágenes del famoso paseo, y fue Ainhoa quien decidió contárselo esa mañana, una situación que provocó que Manuel se desestabilizara hasta tal punto que decidió pedir la baja laboral. La novia de Urdangarin se mudó a casa de su madre y comenzó con los trámites del divorcio. Manuel y Ainhoa tenían dos pisos en Vitoria y un tercero en Alicante, y al parecer se casaron en régimen de separación de bienes, sin embargo Iñaki no tiene ninguna propiedad a su nombre.

iñaki urdangarin
Gtres

La familia pretendía mantenerse en segundo plano hasta que Antonia ha decidido dar la cara. Clara Liebaert habló sobre este tema a finales de enero, cuando declaró “no conocer” todavía a la nueva novia de su hijo y tener “muy buena relación” con la infanta Cristina, la gran sufridora de toda esta historia. La madre de Ainhoa salió a la luz pública tras conocerse unos comentarios publicados en sus redes sociales en los que criticaba a Iñaki Urdangarín y al resto de la Familia Real. Antonia deja claro en su conversación con Avilés que todavía no conoce a su yerno, y que la nueva pareja del año confirmara la relación cuando consideren, "Eso se lo tendrás que preguntar a ellos. Es su vida, no es la mía". Está claro que la madre de Ainhoa habla sin pelos en la lengua y parece que ya tenía ganas de desahogarse tras sufrir algo de presión mediática. 

Continúa leyendo