Los peligros que entraña la nueva mansión de Harry y Meghan Markle

Hace escasas semanas el matrimonio se mudó a una nueva propiedad donde comenzar su vida cero alejada de la Familia Real británica

Harry y Meghan Markle
Gtresonline

Nuevos misterios acechan la vida de Harry y Meghan Markle. Hace escasas semanas se mudaban a una enorme mansión en Santa Bárbara por un total de 12 millones de euros. Su nuevo hogar dota de todo tipo de detalles, tienen spa, piscina, un salón (con capacidad para más de 20 personas), incluso cuentan con un teatro, entre otras de las muchas características. Un lujo al alcance de muy pocos. Sin embargo, pese a lo ostentoso que parece vivir en una casa así, lo cierto es que no es oro todo lo que reluce. El dueño anterior, Terry Cunningham vendió la propiedad en 2009 y fue el mismo quien les advirtió de algunos peligros sobre el estado actual de la casa a Meghan y Harry.

Mansión Harry y Meghan Markle
Gtresonline

La mansión está construida en una zona geográfica algo inestable por lo que afecta de manera directa al suelo. De hecho, hace no muchos años la estructura tuvo el riesgo de derrumbarse debido a un corrimiento de tierra en las inmediaciones de la construcción, aunque por suerte no hubo que lamentar ningún tipo de daño. Cunningham ha avisado en primera persona a los Sussex de que refuercen los cimientos para evitar cualquier catástrofe. Por lo tanto, el feliz matrimonio es consciente y conocedor de los peligros que acechan su nuevo hogar.

Harry y Meghan Markle
Gtresonline

Sin embargo, eso no es todo porque también hay una triste historia en relación con la lujosa mansión donde viven. Resulta que el periódico The Sun (uno de los tabloides británicos a los que se enfrenta la pareja en los tribunales), ha sido quien ha sacado a la luz este pasado desconocido. Todo apunta a que el terreno pertenecía a Sergey Grishin, un oligarca ruso-estadounidense que ha sido acusado de varios delitos por parte de su expareja, Anna Fedoseeva y a la que fuera socia comercial de esta, Jennifer Sulkess. "Son una pareja maravillosa (Harry y Meghan), pero yo tampoco conocía al verdadero Sergei Grishin cuando lo conocí. Convirtió mi vida en un infierno: violencia doméstica, asaltos, prisión, amenazas para mí y todos mis seres queridos...", comienza relatando al medio citado Fedoseeva.

Harry y Meghan Markle
Gtresonline

"Nos resulta desgarrador que Harry y Meghan hayan comprado su villa.La única razón por la que sigo viva es mi abogada Ekaterina Dukhina, quien consiguió mi liberación y mi absolución total en Rusia", confiesa sin querer más detalles por miedo a las repercusiones. Por su parte, la abogada de Anna Fedoseeva da las gracias al matrimonio, ya que gracias a esa compra se está dando visibilidad a esta situación. "Si no fuera por el error del agente de Meghan y Harry, el mundo no habría conocido las historias de las víctimas de Grishin", aclara.

Continúa leyendo