Vídeo de la semana

Los secretos de la niñera española de los Cambridge

Estos son los pasos que sigue María Teresa Turrión Borrallo a la hora de educar a los pequeños de Kate Middleton y el príncipe Guillermo

María Teresa Turrión Borrallo, Isabel II
Gtres

Son varios los años que María Teresa Turrión Borrallo lleva al frente de la educación de los hijos de una de las parejas más observadas del mundo. Se trata de George, Charlotte y Louis de Cambridge. La niñera española se encarga de la disciplina de los pequeños de los duques de Cambridge gracias a su excelente capacidad como cuidadora, adquirida en una de las escuelas más prestigiosas del mundo.

Las técnicas empleadas por María Teresa para mantener la excelencia y el alto nivel de exigencia de los niños, teniendo en cuenta los valores de su tradición, son algo que ha llamado la atención entre muchos. Incluso la escritora Louise Heren ha dado nombre a un libro ‘Nanny in a book’ en el que explica la experiencia y preparación de la niñera de los Duques, basándose en su propia experiencia al pasar un año en la institución en la que aprendió Borrallo.

La ‘supernanny’ española también ha desvelado algunos de los ‘ trucos’ que sigue a la hora de mantener ‘a raya’ a los nietos de la reina Isabel. La ‘educación normal’ es la base de todo. A pesar de ser miembros de la realeza, los hijos de los Duques son tratados como el resto de niños. También es importante que los niños sean los ‘dueños de sus actos’, y que en cierta medida tengan el poder de planificar sus actividades, siempre que estén felices y a salvo en todo momento.

Otra de las claves que el Norland College ha otorgado a esta niñera es la de los horarios. Los niños tienen que mantener una rutina en todo momento, para que nada les pille por sorpresa y puedan llevar a cabo sus tareas cada vez con más soltura. Para evitar las rabietas, María se acerca a los niños de manera tierna e intentando que ellos mismos piensen en las consecuencias de sus actos.

Por último, la cuidadora está al tanto de todos los detalles. Un término que a simple vista parece sinónimo de otro puede resultar no serlo del todo. Lo mismo pasa con ‘kids’ y ‘children’. La palentina intenta utilizar la segunda, ya que es mucho más educada para hablar de ellos.

Continúa leyendo