Los Sussex y los Trump: una relación marcada por los desencuentros

La “enemistad” entre los duques de Sussex y Donald Trump lleva estando presente varios años

Príncipe Harry, Melania Trump
Gtres

Los plazos se han cumplido. La salidad de los Sussex de la Familia Real Británica ya es oficial. Y como consecuencia, la pareja ha decidido comenzar una nueva vida en Los Ángeles. A pesar de que todo apuntaba a que Meghan y Harry se habían decantado por Canadá, las últimas informaciones indican que han optado por una mansión de Malibú, que convertirán en su nueva base de operaciones.

Al enterarse de la llegada del nieto de la reina Isabel y su esposa a Estados Unidos, Donald Trump no tardó en reaccionar. El Presidente quiso dejar un mensaje a la pareja en torno a una de las cuestiones que más polémica ha generado en los últimos tiempos: el coste de su equipo de seguridad.  “Soy un gran amigo y admirador de la Reina y el Reino Unido. Me han comentado que Harry y Meghan, que han abandonado el Reino, residirían de forma permanente en Canadá. Ahora, han dejado Canadá para venir a Estados Unidos. Sin embargo, EE.UU no pagará por su protección de seguridad. ¡Tienen que pagar!”, escribió el mandatario en su Twitter. Un comentario que deja ver que la relación de los duques de Sussex y Trump lleva cierto tiempo siendo bastante tensa.

Cuando Meghan era actriz y todavía no conocía al hijo menor de Lady Di, no dudó en decir lo que pensaba sobre el empresario, llamándole incluso “misógino”. Todo apunta a que fue en este momento cuando comenzó la tensión entre ellos. De hecho, en las dos visitas de Trump al Reino Unido, la Duquesa no ha estado presente: en una porque estaba de viaje junto a Harry, y en otra porque estaba de baja tras el nacimiento de su hijo Archie Harrison.  Pero quien sí estuvo en una de ellas fue el Príncipe, que intentó evitar al mandatario sin levantar muchas sospechas. Y es que tan solo unos días antes de la visita, el Presidente habría llamado “desagradable” a Meghan en una entrevista, sin pensar en cómo podría caer este comentario en Buckingham. Trump aseguró en Twitter que nunca había dicho tal cosa de la Duquesa.

A pesar de todo, Meghan guarda una muy buena relación con Ivanka Trump. En una ocasión, la exactriz entrevistó a la hija del magnate, momento en el que se forjó una relación por la que Ivanka insinuó en redes su deseo por acudir a la “royal wedding” entre el príncipe Harry y Meghan. Algo que nunca ocurrió.

A día de hoy, los Sussex no se han quedado callados ante el “ataque” de Trump y han querido responderle mediante un portavoz. El comunicado afirma que la pareja no tiene ninguna intención de pedir ayuda de Washington, ya que “se ha gestionado la seguridad a través de manera privada” . Una decisión que podía causar algunas dudas, ya que Justin Trudeau, primer ministro canadiense, sí que había aceptado financiar en un primer momento, la mitad de las medidas de seguridad de los Sussex, con valor de 1,2 millones de euros, mientras ellos estuvieran en Canadá. Algo a lo que ya ha puesto punto final y que supone un motivo más para que los Sussex hayan decidido marcharse a California.

Continúa leyendo