María Teresa de Luxemburgo ‘paga’ las consecuencias del informe Waringo

El Primer Ministro acaba de anunciar que la Gran Duquesa quedará desvinculada de las decisiones que afecten a la organización de la Corte.

María Teresa de Luxemburgo ya no tendrá un papel activo en las decisiones relativas a la Corte. Así lo ha confirmado el primer ministro Xabier Better tras los últimos acontecimientos relativos a la publicación del informe Waringo. El político ha destacado que la Monarquía es la mejor forma de Estado para el país, pero debe adaptarse al siglo XXI, lo que implica una serie de cambios, sobre todo relacionados con la actitud de la esposa del Gran Duque.

El Primer Ministro plantea un nuevo organigrama en el que la cubana no tendrá ninguna responsabilidad más allá de la representativa, para evitar conflictos como los que se han expuesto en el reciente informe y que apuntaban que María Teresa era responsable del despido de decenas de empleados, así como de ejercer un comportamiento déspota. “Desde los primeros días de mi presencia en Palacio, he sentido una cierta ansiedad en los empleados, como el miedo a ser castigados o a perder su trabajo”, aseguraba el documento.

María Teresa de Luxemburgo
Gtres

Esta es la primera medida que se ha tomado en relación al informe Waringo, pero está en marcha una investigación policial al respecto cuyas consecuencias son imprevisibles y que ponen en tela de juicio no solo a María Teresa sino también al Gran Duque quien, a pesar de haber salido públicamente en defensa de su esposa, no le queda más remedio que asumir lo que dictamine el Parlamento. Un desafortunado incidente que empaña uno de los momentos más felices para la Primera Familia de Luxemburgo, que este año aumentará con el nacimiento del primer hijo de los herederos, los príncipes Guillermo y Stephanie, tras siete años de matrimonio.

Continúa leyendo