Mary y Federico de Dinamarca abandonan su lujoso refugio por el Covid-19

Mary y Federico, junto a sus cuatro hijos, se han visto obligados a adelantar su vuelta a Dinamarca desde Suiza al agravarse la situación de contagios por coronavirus

La expansión del coronavirus es un hecho. Cada día, los casos se multiplican desmesuradamente en los diferentes puntos del mundo, llegando a alcanzar a algunas de las caras más conocidas del panorama internacional. Es por ello que algunas Casas Reales han decidido extremar sus precauciones e incluso someterse a las pruebas de contagio.

Una de las Familias Reales que se ha visto afectada ante esta pandemia ha sido la de Dinamarca. Mary de Dinamarca y sus cuatro hijos: Christian, Isabella, Vincent y Josephine, volaron hasta Suiza el pasado 6 de enero, ya que los pequeños permanecerían un trimestre allí en una escuela internacional de la localidad de Verbier. A pesar de que la familia tenía previsto su regreso en breves, se han visto obligados a adelantarlo por culpa de la propagación incesante del coronavirus.

La familia ha escrito un comunicado informando sobre la situación: “En vistas del empeoramiento de la situación en Dinamarca por el Covid-19, el príncipe heredero ha decidido que su familia se marchará de Suiza. La pareja real considera que lo natural es regresar a casa y estar con los daneses en un momento que requiere mucho de todos y donde existe la responsabilidad de cuidarse mutuamente. El 6 de enero de 2020, sus altezas reales el príncipe Christian, la princesa Isabella, el príncipe Vincent y la princesa Josephine fueron matriculados por un periodo de 12 semanas en la escuela Lemania-Verbier en Suiza. Por lo tanto, la estancia escolar se interrumpe con anticipación, y los cuatro niños, cuando las autoridades públicas vuelvan a abrir en Dinamarca, continuarán su educación en su colegio Tranegårdskolen en Gentofte”, explicaban.

Mary de Dinamarca, Federico de Dinamarca
Gtres

Y es que, a pesar de no encontrarse en una situación tan alarmante como la de Italia o España, Dinamarca también ha anunciado el cierre de todos los centros escolares por el medio millar de positivos de coronavirus del país. Unas medidas que se harán más estrictas a lo largo de esta semana, ya que la mayoría de trabajadores deberán permanecer en sus casas y solo acudirán a sus puestos los imprescindibles.

No obstante, la agenda de la reina Margarita y sus vástagos permanece intacta. En la próxima semana tendrá lugar el 82 cumpleaños de la monarca, un festejo que todavía no se ha pospuesto pese a la difícil situación en la que se encuentra el país escandinavo. Todo apunta a que, tarde o temprano, la Casa de Glücksburg también tenga que realizarse las pruebas de coronavirus, al igual que han hecho los Reyes Españoles, don Felipe y doña Letizia, de los que se ha conocido que hoy han dado negativo en COVID-19.

Continúa leyendo