Máxima de Holanda 'diva' en Austria: de su look mujer de rojo al vestido nupcial en la cena de gala

Los estilismos escogidos por Máxima para su viaje de Estado de este lunes en territorio austríaco han hecho que la consorte holandesa vuelva a convertirse en el centro de todas las miradas.

La reina Máxima y el rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos aterrizaban este lunes en el Aeropuerto Internacional de Viena para cumplir con sus compromisos oficiales con motivo de su viaje de Estado en tierras austríacas. Un viaje oficial que comenzó con la llegada de los monarcas holandeses al Palacio de Hofburg a primera hora de la mañana, y que terminó con el banquete que el presidente Alexander Van der Bellen, y su esposa, Doris Schmidauer, ofrecieron a en honor a sus invitados en el Palacio de Belvedere de Viena. La reina Máxima de Holanda no tardó en acaparar toda la atención gracias a unos impresionantes estilismos con los que la consorte volvió a dar muestras de su particular estilo a la hora de acudir a este tipo de eventos; y en los que sus ostentosas joyas no tardarían en convertirse en el centro de todas las miradas.

Máxima de Holanda
Gtres

Si por algo ha destacado siempre Máxima de Holandaes sin duda por ser la reina de los complementos. Siempre que la ocasión lo requiere, la consorte holandesa luce con gusto alguna de las piezas de la poderosa colección de joyas que poseen los Orange; y en este viaje de Estado de los reyes holandeses a Austria ha vuelto a dar ejemplo de ello. Los compromisos oficiales de Máxima y Guillermo en territorio austríaco comenzaron a primera hora de la mañana con su llegada al Palacio de Hofburg, donde fueron recibidos por el presidente Van der Bellen y su mujer Doris. Tras una breve ceremonia de bienvenida, los consortes holandeses pudieron disfrutar de una visita guiada por el Parlamento y el Ayuntamiento de Viena. Para estos actos matutinos Máxima decidió apostar por un elegante vestido cuyo tono fue escogido a conciencia para la ocasión. La consorte holandesa quiso rendir un pequeño homenaje a este país luciendo un estilismo a tono con el color que luce la bandera de Austria.

Máxima de Holanda
Gtres

Se trata de un vestido rojo en corte midi y con una sobrecapa que cubría sus hombros y caía por la zona de la espalda. Una pieza firmada por Natan, su diseñadora de cabecera, que ha combinado con unos salones bicolor con detalles transparentes y una cartera de mano diseñada en piel de pitón por Sophie Habsburg. Para completar su estilismo decidió apostar por una pamela a tono, modelo paraisal y diseñada por Fabienne Delvigne. Como no podía ser de otra forma, no podían faltar sus ostentosas joyas, que sin duda lograron acaparar la atención de su primer look de la jornada. La reina Máxima lució unas lujosas pulseras de perlas a juego con sus pendientes, que combinó con un broche de diamantes con forma de lazo sobre su pecho. Como no podía ser de otra forma, el precioso broche no tardaría en convertirse en el centro de todas las miradas. Se trata de una pieza de la amplia colección de los Orange que data del siglo XIX y que además del lazo, consta de una pera colgante con doble fila de diamantes en cuya interior cuelga otro colgante más pequeño con una perla en forma de gota.

Máxima de Holanda
Gtres

La reina Máxima de Holanda ha decidido aprovechar esta ocasión para volver a abrir el impresionante joyero de los Orange. La colección de joyas perteneciente a la Familia Real holandesa es una de las más importantes de toda Europa, solo por detrás de la que dispone la monarquía británica, y la reina consorte ha vuelto a dar muestra de ello en su  viaje de Estado a la República de Austria. Tras una intensa mañana, la primera jornada de compromisos en tierras austríacas terminaba con una cena de gala en el Palacio de Belvedere de Viena, donde el presidente austríaco y su esposa ofrecieron un gran banquete en honor a sus invitados. La reina Máxima de Holanda volvió a acaparar todos los focos a su llegada a esta cena de Estado, donde la consorte no tardaría en convertirse en la verdadera protagonista de la noche. La argentina siempre ha sabido añadirle más valor a sus estilismos gracias a las alhajas que elige, y en esta ocasión lo volvía a hacer.

Máxima de Holanda
Gtres

La consorte holandesa decidió rescatar un vestido de su armario diseñado por Stella McCartney. Se trata de un diseño en tono blanco con corte asimétrico y manga oversize que ya estrenó en el año 2019 con el que Máxima consigue potenciar la luminosidad en su figura. Un diseño que combinó con una cartera de mano y unas sandalias con tacón en tono dorado, y que no tardaría en quedar eclipsado por sus joyas. La mujer del rey Guillermo lució la histórica tiara de la reina Ana. Una lujosa pieza de colección que consta de una guirnalda de diamantes rematada por siete grandes perlas de incalculable valor. Es una diadema muy especial para Máxima, pues fue la primera que lució siendo aún prometida de Guillermo Alejandro para asistir a la boda del príncipe Haakon y Mette-Marit de Noruega.

Máxima de Holanda
Gtres

Máxima decidió completar su estilismo de gala con un lujoso broche de tipo devant de corsage, que ha preferido colgar de su hombro izquierdo (en lugar de llevarlo delante del vientre, como tradicionalmente solían lucirlo las mujeres de la realeza). Una pieza de gran tamaño que también ha rescatado de su joyero y que consta de un gran lazo decorado con cinco diamantes rosas de una gran rareza. Del lazo sobresalen unas guirnaldas de las que cuelgan tres perlas en forma de pera y un lazo más pequeño. Este ostentoso broche se puede personalizar, al igual que ocurre con la mayoría de las joyas de los Orange. Esto quiere decir que se puede modificar el tamaño del mismo añadiendo o quitando piezas; aunque en esta ocasión la consorte holandesa ha decidido lucir esta lujosa joya al completo.

La reina Máxima arrasa amasando pan

Esta misma mañana Máxima y Guillermo han cumplido con el primer compromiso correspondiente al segundo de los tres días que los monarcas holandeses van a estar en territorio austríaco con motivo de su viaje de Estado. Los reyes de los Países Bajos se han desplazado hasta la Kulturhaus Brotfabrik, un refugio ucraniano situado en Helmut-Zilk-Park. Una vez allí los monarcas han podido disfrutar de una visita guiada por las instalaciones de la fábrica, donde han dado muestras de su amabilidad y cercanía con todos y cada uno de los trabajadores allí presentes. Tanto es así que Máxima se ha animado incluso a amasar pan con sus propias manos. La consorte holandesa no ha tenido reparo a la hora de ensuciarse las manos, y aprovechando que lucía un outfit con de manga corta se ha puesto manos a la obra y ha conseguido desatar las risas de todos los presentes.

Máxima de Holanda
Gtres

Tras esta nueva muestra de naturalidad por parte de la argentina, los reyes de los Países Bajos han podido disfrutar también de un romántico paseo por el centro de la ciudad, donde no han dudado en saludar a sus compatriotas holandeses que residen en Viena. Para concluir con su segunda jornada en territorio austríaco, realizarán una visita guiada por la Biblioteca Nacional y re reunirán también con el canciller de la ciudad.

Nacho Bellón

Nacho Bellón

Soy de los que piensa que hay pocas cosas más poderosas que una buena historia, y yo solo trato de escribir la mía.

Continúa leyendo