Máxima de Holanda y su inesperado guiño a la princesa más polémica

La esposa del rey Guillermo ha lucido en Mumbai una joya de la princesa Cristina, que también usó en su momento la reina Juliana

Máxima de Holanda
Máxima de Holanda luciendo una joya de la princesa Cristina en Mumbai / Gtres

El pasado mes de agosto, la princesa Cristina de Holanda falleció a los 72 años a causa de un cáncer de hueso. Aunque era uno de los familiares menos mediáticos del rey Guillermo, en su vida la acompañaron diversos rumores. Este miércoles, Máxima -quien no pudo disimular la tristeza el día de su entierro- ha querido rendirle homenaje en Mumbai, luciendo una de sus joyas. Se trata de un largo collar de corazón con piezas en tonos turquesa, que también usó en su momento la reina Juliana.

La esposa del rey de los Países Bajos ha combinado esta pieza con un vestido a juego, de Natan Couture, una de sus firmas fetiches y, de las preferidas de la reina Matilde. Como complemento, ha optado por un enorme sombrero de la marca de alta costura Fabienne Delvigne, un clutch también en tonos azules, un anillo XL y un par de pulseras.

Los rumores que acompañaron a Cristina de Holanda

La vida de la princesa Cristina estuvo ligada a una de las mayores crisis enfrentadas por la corte holandesa. Y es que, como consecuencia de la rubeola que contrajo su madre mientras estuvo embarazada de ella, nació prácticamente ciega. Por lo que su padre, el príncipe consorte Bernardo, recurrió a Greet Horfmas, una famosa curandera que podría sanar a la pequeña mediante la fe y la imposición de manos. No obstante, más allá de su trabajo temporal, ésta terminó convirtiéndose en la consejera de la reina Juliana, incluso influenciándola políticamente con sus ideas pacifistas. Esto, en plena Guerra Fría ocasionó un escándalo en el país.

La llamada 'Rasputina' también llegó a afectar el matrimonio entre los padres de Cristina, ya que su presencia en la corte dividió a la casa real holandesa entre aquellos que la defendían y sus detractores. Al final, Greet Horfmas fue expulsada de palacio.

Máxima de Holanda
Máxima y el rey Guillermo en el funeral de Cristina de Holanda / Gtres

Otra de las polémicas que rodeó a la princesa Cristina de Holanda fue la subasta de un boceto de Rubens, en la casa Sotheby’s de Nueva York y por más de seis millones de euros. Y es que la tía de Guillermo, propietaria de una valiosa colección de arte, decidió venderlo antes de ofrecérselo a alguna pinacoteca holandesa.

Continúa leyendo