Máxima y Guillermo, frente común ante el covid-19: el gesto que esperamos de Felipe y Letizia

Los reyes de Holanda no han dejado a un lado su agenda oficial pese a la crisis sanitaria

Máxima y Guillermo de Holanda
Gtres

El coronavirus ha afectado a prácticamente todas las Casas Reales a lo largo y ancho del globo. Es por ello que los royals han optado por afrontar esta situación de diferentes maneras. En el caso de la Familia Real de Holanda, Máxima y Guillermo han decidido dar continuidad a su agenda para ayudar en la medida de lo posible a su pueblo a luchar contra esta pandemia.

En tan solo una semana, la Reina ha presenciado tres actos públicos en los que se ha mostrado verdaderamente volcada con la causa para combatir el coronavirus. En la última ocasión, el rey Guillermo y su esposa visitaron el pasado viernes el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de los Países Bajos, una organización de investigación en Bilthoven que, a día de hoy, también trabaja para frenar la propagación de la pandemia.

Máxima y Guillermo de Holanda
Gtres

Pero este no ha sido el único acto al que han acudido los monarcas holandeses. Mientras el Rey se encontraba visitando hospitales, como el de Tiburgo, Máxima por su parte acudió a la plantación Zuidbaak, en Honselersdik. Desde su llegada, la argentina habló con los horticultores mientras paseaban por los sembrados. Los trabajadores aprovecharon para contar a la Reina la decadencia que estaba sufriendo su sector por el coronavirus.

Más tarde, la consorte volvió a dar la cara en una visita a los voluntarios de la Cruz Roja en Loenen, Gelderland, desbordados por la situación propiciada por el COVID-19. Máxima mantuvo una conversación con los trabajadores de la organización, con los encargados de los equipos de protección y los dispositivos médicos, y los voluntarios. Todos ellos se ven expuestos diariamente a este virus y se esfuerzan por colaborar con los sanitarios en la lucha.

Máxima de Holanda
Gtres

No obstante, mientras ambos permanecían en Palacio confinados, no dejaron a un lado su trabajo, realizando llamadas telefónicas a las distintas organizaciones que se encargan de solventar esta terrible situación que se ha cobrado casi 2000 víctimas en el país holandés.

En cambio, la decisión tomada por los monarcas españoles dista mucho de la de Máxima y Guillermo. Desde que doña Letizia estuviera en cuarentena por un posible contagio, no ha salido de Zarzuela, aunque sí que ha mantenido constante actividad de manera telemática, tanto sola, como junto al rey Felipe. Por su parte, el jefe del Estado acudió al hospital de campaña de Ifema, donde pudo observar la buena organización que se había llevado a cabo en un tiempo récord para asistir al mayor número de contagiados posible. Por si esto no fuera suficiente, a finales de la semana pasada, don Felipe volvió a abandonar su residencia para conocer de primera mano el desarrollo de la Operación Balmis, en la que están colaborando las Fuerzas Armadas.

Continúa leyendo