Vídeo de la semana

Meghan Markle, angustiada por su madre: Aislada y en riesgo

La duquesa de Sussex ha empezado una nueva vida en Los Ángeles, pero ni si quiera su mansión de Malibú ha conseguido que Meghan permanezca tranquila y feliz

Meghan Markle
Gtres

Meghan Markle no está atravesando su mejor momento. Aunque esta nueva vida en Los Ángeles tendría que estar siendo un sueño para ella -ya que, además de ser su ciudad natal, es donde más fácil lo tiene para retomar su faceta de actriz-, sin embargo, parece que a la duquesa de Sussex le está costando adaptarse. Y es que, en estas últimas semanas y debido a la pandemia del coronavirus, han ido ocurriendo acontecimientos que han hecho que la tristeza se adueñe por completo de Meghan.

Si hay alguien a quien la mujer del príncipe Harry siempre lleva en el corazón y ha echado mucho de menos durante los dos años que ha vivido en Reino Unido, esa es Doria Ragland. La exactriz siempre ha dejado constancia de la bonita relación que mantiene con su madre y, aunque han estado separadas por miles de kilómetros, Doria siempre ha viajado a Reino Unido cuando su hija lo ha necesitado. Sin embargo, es ahora cuando, debido a las medidas preventivas de aislamiento, Meghan no ha podido aún disfrutar de la compañía de la persona más importante de su vida.

Meghan Markle
Gtres

Mientras Harry y Meghan están confinados junto al pequeño Archie en una casa en Malibú, Doria se encuentra en su vivienda. Así que ahora tan solo las separan 10 kilómetros de distancia, pero de momento no han podido verse, algo que tiene muy angustiada a la exactriz. Y es que, la nuera de Carlos de Inglaterra no solo es consciente de la grave situación sanitaria y por ello cumple a rajatabla el confinamiento, sino que además se encuentra dentro del grupo de riesgo debido a sus 63 años de edad.

Con toda esta situación, Meghan y su madre se comunican a través de videollamada a diario, pero obviamente no es lo mismo. La Duquesa está impaciente por abrazarla, aunque de momento tendrá que esperar. No obstante, esta no es la única traba que Meghan está haciendo frente. Si bien es cierto que los duques de Sussex ya estaban trabajando para su futura organización caritativa, Archewell, ahora acaban de anunciar que van a permanecer un tiempo sin movimientos debido a la situación tan grave que está atravesando el mundo entero. Sin duda, un cambio de vida que, aunque era lo que tanto deseaba la exactriz, no está siendo todo lo feliz que ella esperaba.

Continúa leyendo