El regreso estilo Hollywood de Meghan: ¡con vestidazo rojo de Carolina Herrera!

La duquesa de Sussex y el príncipe Harry han sido los protagonistas de una gala en Nueva York. Su vuelta a la alfombra roja ha sido así de glamourosa.

Ha vuelto y lo ha hecho a lo grande. Después de una larguísima temporada sin pisar una alfombra roja, por fin podemos admirar el regreso estilo Hollywood de Meghan Markle en Nueva York. La duquesa de Sussex asistió a la gala Salute to Freedom celebrada en el Intrepid Museum, acompañada del príncipe Harry, que fue el encargado de entregar unas distinciones y también dio el perceptivo discurso. Radiante y luciendo una gran sonrisa, la ex actriz no pudo elegir mejor el look para tan especial ocasión. Lucía un impresionante vestido rojo de Carolina de Herrera, escotado y con falda amplia acabada en cola. El corte asimétrico, más corto por delante que por detrás, dejaba ver sus salones destalonados en el mismo tono, del italiano Giuseppe Zanotti.

el regreso Hollywood de Meghan markle
Meghan, impresionante de rojo, llegó de la mano de Harry / Getty.

El pelo recogido en un moño estilo bailarina y como joyas unos pendientes de diamantes y su brazalete Love de Cartier. Meghan deslumbró en su regreso y acaparó todos los flashes. Recordando sus tiempos de actriz, también contestó a una pregunta que se le formuló en la alfombra roja. "¿Estás orgullosa de Harry?", quisieron saber, a lo que ella, que es ese momento estaba de espaldas, se volvió, sonrió y dijo: "Siempre estoy orgullosa de él". Aquí hay amor a raudales, amigas...

En cuanto al duque de Sussex también estaba pletórico, luciendo sus insignias militares en la solapa de su esmoquin. Venía al caso porque la gala Salute to Freedom, según se explica en la propia web, "reconoce el liderazgo extraordinario y honra a los hombres y mujeres valientes que sirven en defensa de nuestra nación". Él sirvió en el ejército británico durante 10 años... Sin embargo, hay rumores que apuntan que esto no ha sido del agrado de la familia real inglesa.

Aunque Harry era el verdadero protagonista de la noche, de nuevo su esposa se llevó toda la atención de los focos. No era para menos, su vestidazo de Carolina Herrera era llamativo y muy favorecedor. Como si de una gala de los Oscar se tratara, Meghan apostó por el rojo y también por un patrón espectacular, con cola en la parte de atrás. Mucho más discreta había sido unos días antes cuando participó en la cumbre DealBook del New York Times, que conmemoraba el 20 aniversario de la publicación financiera. Para esa cita, Meghan eligió un total look negro, en el que sólo destacaba su cinturón de Salvatore Ferramo, cuyo precio es de 630 euros.

Más caras eran sus joyas: llevaba uno de sus relojes preferidos, el Tank Française de Cartier, que cuesta 20.700 €, el brazalete Love de la misma firma (6.800 € aproximadamente), una pulsera de Jennifer Meyers de 2850 € y el brazalete Ojo de Protección de Mateo New York de 1.295 €. Echad cuentas porque todo junto es un dineral... En este evento, Meghan habló de igualdad salarial y profesional para las mujeres y también contestó a una de sus últimas polémicas. Se la acusa de usar su título real para dirigirse al Congreso y pedir la baja de maternidad pagada. Ella, sin embargo, no cree que eso tenga nada que ver con la corona. "Francamente, no veo esto como un problema político. Desde mi punto de vista, se trata de una cuestión humanitaria. Todos podemos estar de acuerdo en que las personas necesitan apoyo cuando acaban de tener un hijo", le dijo a su entrevistador.

Continúa leyendo