Ni Sandringham ni Los Ángeles. Descubrimos el escondite de los Sussex durante estas Navidades

Después de varias semanas de rumores, ha salido a la luz el destino que Meghan y Harry escogieron para pasar sus Navidades alejados del foco mediático

Ya ha pasado un mes desde que Meghan Markle y el príncipe Harry decidieron alejarse del foco mediático y pasar la Navidad fuera de su residencia. Desde que los duques de Sussex optaron por darse un respiro de los actos públicos, no han dejado de hacerse públicas distintas especulaciones sobre el lugar que han elegido para pasar las primeras fiestas de Archie.

Una de las ciudades que más sonaba con fuerza para los duques era Los Ángeles, lugar de residencia de la madre de Doria Ragland, madre de Meghan. El tema ha vuelto a aparecer cuando uno de los miembros del Gobierno de Canadá ha hecho público en sus redes el destino final de la exactriz y su marido. El primer ministro, Justin Trudeau, ha aprovechado para desear a los Windsor una feliz estancia en Canadá “Príncipe Harry, Meghan y Archie, les deseamos una tranquila y bendita estancia en Canadá. Están entre amigos, y siempre serán bienvenidos aquí.” Escribía el político en Twitter el pasado sábado.

Contra todo pronóstico, la pareja ha decidido pasar estos días tan especiales en uno de los países de la Commonwealth. Pero la duquesa ya ha visitado el país norteamericano antes de adentrarse en la Familia Real Inglesa. La esposa del príncipe Harry tuvo que alojarse en Canadá durante siete años mientras grababa la exitosa serie ‘Suits’.

La Casa Real no ha dudado en declarar que la decisión del Primer Ministro de desvelar el misterioso paradero de los duques de Sussex se ha tomado “por la calidez del pueblo canadiense y la belleza del paisaje”. Aun así, han sido cautos en lo que a la ubicación se refiere y se mantienen herméticos por razones de seguridad, y para respetar la privacidad de los cuñados de Kate y Guillermo.

A pesar de no ser de su agrado, la reina Isabel II no tuvo más remedio que dar permiso a su nieto y a su mujer para que se ausentaran durante la primera Navidad del pequeño Archie. Como es tradición en la Familia Real, todos los miembros irán a la residencia de Sandringham para disfrutar de los últimos momentos del año en familia. Aunque los Sussex hayan cambiado de planes, el resto de familiares continuarán con la costumbre según lo previsto.

Continúa leyendo