Nuevo golpe para los York: ahora Eugenia preocupada por sus suegros

George Brooksbank, suegro de Eugenia, se encuentra en el hospital tras haber dado positivo en coronavirus

Uno de los peores años para Eugenia de York. Después de que su padre, el príncipe Andrés, fuera vinculado al caso Epstein y acusado de abuso sexual, un nuevo golpe llega para la hija de Sarah Fergurson: su suegro se encuentra ingresado en la UCI.

George Brooksbank, el padre de su marido Jack Brooksbank, de 71 años, se encuentra ingresado en el hospital, tras haber dado positivo en COVID-19. Según ha informado ‘Daily Mail, se encuentra “grave, pero estable”. Mientras tanto, su esposa Nicola, de 66 años, también ha contraído el coronavirus, pero, afortunadamente, su estado de salud no es grave y se está recuperando en su domicilio.

“Es un momento muy difícil para Jack y Eugenia", ha contado uno de los amigos de la nieta de Isabel II y su marido al medio británico. Aunque la familia, por el momento, no ha realizado ningún tipo de declaración al respecto, el entorno de la pareja ha declarado que los Brooksbank y la princesa están “enormemente agradecidos” por la excelente atención que han estado recibiendo.

Eugenia de York
Gtres

A pesar de este duro golpe, Eugenia de York y su familia no han querido dejar a un lado la solidaridad en estos momentos en los que es tan importante aportar nuestro granito de arena. Es por ello que, tanto la princesa como su madre, han suministrado material higiénico y comida al personal que trabaja en primera línea en los hospitales de Londres y Berkshire. Un gesto muy bonito a la vez que necesario.

Sin embargo, Eugenia no ha sido la única afectada por la pandemia. La crisis sanitaria ha alterado los planes de boda de su hermana Beatriz de York, quien se ha visto obligada a posponer su tan esperado ‘sí, quiero’ junto al promotor inmobiliario Edoardo Mapelli Mozzi en la Capilla Real del Palacio de St James. Y es que, no tenemos ninguna duda de que la reina Isabel II podría repetir su popular expresión y proclamar aquello de ‘Annus horribilis’ de nuevo. Algo que su nieta Eugenia de York podría secundar perfectamente.

Continúa leyendo