Nuevo triunfo de Máxima: look monocromático de impacto gracias a la joya de la que nunca se separa

La monarca neerlandesa se desplazó durante la mañana de este martes hasta Ámsterdam para acudir a la reinauguración del Museo Groote de Artisplein.

La reina Máxima de los Países Bajos ha vuelto a decantarse por uno de sus vestidos favoritos para su visita oficial al ARTIS-Groote Museum de Ámsterdam. La monarca viajó este martes hasta la capital holandesa para acudir a la reinauguración de un museo que llevaba un total de 75 años cerrado al público. Un acto para el que la mujer del rey Guillermo ha decidido recuperar su elegante vestido de Natan en color nude. La monarca ha combinado este diseño con unos discretos complementos con los que ha evitado robar protagonismo al vestido, algo que ya ocurrió en anteriores ocasiones. Después del ARTIS-Micropia, el Museo Groote será el segundo museo ARTIS en el barrio de Artisplein que dispone de libre acceso.

Máxima de los Países Bajos
Gtres

Para este nuevo acto oficial, la monarca neerlandesa ha vuelto a lucir su diseño de Natan en color nude; un vestido que ya estrenó en su viaje a Ascot en junio de 2019, un día más tarde de que su marido fuera nombrado caballero de la Orden de la Jarretera. La consorte argentina ha decidido reciclar este vestido, dejando de lado su tan comentado tocado floral de Berry Rutjes. Un complemento que cubría la mitad de su rostro, y que en esta ocasión ha sustituido por un turbante mucho más sencillo y discreto: un turbante en color camel que deja entrever parte de su pelo recogido, y que también estrenó con anterioridad durante la celebración del Día del Padre el pasado 27 de abril de 2014 en De Rijp, al norte de Ámsterdam.

Máxima de los Países Bajos
Gtres

La consorte argentina ha vuelto a mostrar su predilección por este vestido de corte midi en color nude con falda de corte desigual, escote cerrado plisado y manga larga de una de sus firmas preferidas. Para la inauguración del Museo Groote ha querido renovar su look optando por unos complementos que aportan más elegancia y seriedad a su estilismo. La monarca neerlandesa ha lucido unos zapatos de Ferragamo a juego, con un lazo en la punta y de tacón ancho, que ha combinado con un bolso cartera también en color camel. Para completar su outfit, Máxima ha apostado por los clásicos: unos pendientes de Steltman y su inseparable reloj Tank firmado por Cartier.

Un reloj de época

Se trata de un modelo unisex, de líneas sencillas y forma rectangular, que fue diseñado por Louis Cartier en el año 1917. El Tank Watch es un reloj inspirado en el tanque Renault FT-17, un modelo francés empleado durante la Primera Guerra Mundial; que ya en la década de 1920 se convirtió en todo un emblema de la casa joyera. En el año 1919, la firma francesa lanzó al mercado tan solo seis relojes con este diseño, que no tardaron en convertirse en objeto de deseo entre los miembros de la alta sociedad de todo el mundo.

Máxima de los Países Bajos
Gtres

Es el mismo reloj que han portado a lo largo de la historia hombres importantes como Emmanuel Macron o Mohamed Ali; y ahora este Tank Watch de Cartier es el favorito de la reina Máxima de Holanda, a quien ya se lo hemos podido ver en diferentes actos. Su modelo es uno de los más clásicos y sencillos de la firma: el Tank Solo, valorado en unos 5.300 euros. La consorte argentina se decantó por una correa de piel de aligátor con escamas redondeadas, y hebilla de oro amarillo de 18 quilates. Esta pieza también dispone de una caja de oro amarillo, también de 18 quilates, con fondo de acero y el icónico cristal de zafiro de la firma.

La reina Máxima de los Países Bajos ha llegado a la ciudad de Ámsterdam luciendo la mejor de sus sonrisas. Después de 75 años cerrado al público, el Museo Groote de Artisplein ha reabierto este martes sus puertas con un nuevo objetivo: tratar la conexión entre los seres humanos y toda la vida existente en la tierra: animales, plantas y microbios. El Museo Groote es uno de los tesoros más bellos y mejor guardados de Ámsterdam;  y es el edificio museístico más antiguo que queda en la ciudad. Este museo pondrá a la naturaleza, el arte y la ciencia en perspectiva, buscando crear conciencia sobre la relación entre el hombre y la naturaleza, y el significado de la naturaleza en nuestra cultura.

Máxima de los Países Bajos
Gtres

En el año 1947 se cerró al público de forma indefinida, y ahora se ha restaurado como parte de la renovación a gran escala prevista en ARTIS. El monumento nacional data de 1855 y es el edificio de museo más antiguo de Ámsterdam. El objetivo de este museo interactivo es ofrecer a los visitantes una perspectiva que les permita desarrollar una mejor comprensión del impacto del comportamiento humano en la naturaleza y la biodiversidad; para que aprendan a evaluar su propio papel en ese contexto. La reina Máxima ha asistido este martes a la ceremonia de reinauguración, tras la cual ha realizado una visita guiada por este histórico edificio.  

Nacho Bellón

Nacho Bellón

Soy de los que piensa que hay pocas cosas más poderosas que una buena historia, y yo solo trato de escribir la mía.

Continúa leyendo