Vídeo de la semana

Enfado en Buckingham: se filtran los detalles del plan secreto que se seguirá en Inglaterra tras la muerte de la reina Isabel II

Tras una filtración que aún se está investigando, la prensa británica publica los detalles de la conocida como ‘Operación Puente de Londres’, los planes secretos que se llevarán a cabo en Inglaterra tras la muerte de la reina Isabel II, desde el anuncio de su fallecimiento, su funeral o su sucesión.

Enfado en Buckingham: se filtran los detalles del plan secreto que se seguirá en Inglaterra tras la muerte de la reina Isabel II
Gtresonline

El Palacio de Buckingham vuelve a temblar. Y en esta ocasión nada tienen que ver ni el comentado libro de memorias que prepara el príncipe Harry ni los planes de mudarse a Windsor de los duques de Cambridge. Una grave filtración de información tiene tanto a las autoridades como a los miembros de la familia real de lo más preocupados. Desde hace días, la prensa británica desvela, poco a poco, partes de un protocolo secreto, creado en la década de los años 60, que recoge los pasos que se seguirán cuando la reina Isabel II muera.

Se trata de la conocida como ‘Operación Puente de Londres’. Un plan que establece todo lo que acontecerá en los diez días siguientes a la muerte de la monarca. Una fecha que, aunque todos esperan sea tarde, acabará llegando. A pesar de que goza de buena salud, Isabel II ya tiene 95 años, por lo que desde Inglaterra quieren estar preparados para el día de su fallecimiento.

Según han revelado algunos medios, el protocolo que se activará con su muerte contempla desde el anuncio del fallecimiento, su funeral, la seguridad e incluso la sucesión.  La Operación Puente de Londres será activada por Andrew Young, secretario privado de la reina, quien llamará al primer ministro para anunciarle la noticia. A partir de ese día, que será denominado el día D, dará paso a diez días de preparativos para el funeral de estado que tendrá lugar diez días después.

Inglaterra vive la filtración de los planes secretos que se llevarán a cabo los días posteriores a la muerte de la reina Isabel II, desde su funeral a su sucesión
Gtresonline

Según está establecido, el príncipe Carlos será nombrado rey justo un día después de la muerte de Isabel II, y pronunciará su primer discurso como monarca. Tres días después del fallecimiento de la reina, el rey Carlos iniciará una gira por Reino Unido que le llevará a Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

El plan da poco margen a imprevistos, y están contempladas variaciones dependiendo de la residencia en la que muera la reina. Si ocurre en Sandringham, su cuerpo será trasladado en tren hasta la estación de Saint Pancras, pero si acontece en Balmoral, Escocia, será llevado en tren o avión.  

El Palacio de Buckingham investiga la filtración de la Operación Puente de Londres, el protocolo que establece los planes secretos que se llevarán a cabo tras la muerte de la reina Isabel II
Instagram @theroyalfamily

Independientemente de donde fallezca la reina, una vez en Londres, el féretro será llevado a la Abadía de Westmister, donde permanecerá durante ocho días para que todo el pueblo pueda despedirse de ella. Será entonces cuando se celebre el funeral de estado, donde estarán presentes los representantes de las casa reales europeas y los jefes de estado de todo el mundo.

En el plan se contempla la expectación que generará este funeral, que será retransmitido por televisión y que llenará al completo la ciudad de Londres. Algo que obligará a poner en marcha un protocolo de seguridad impecable, que también está programado.

Lo que también están programados son detalles como que la página web de la Casa Real se teñirá de negro en señal de duelo, al igual que las redes sociales, que sufrirán un ‘apagón’.

Este protocolo, que se estableció hace décadas, cuenta con la aprobación de la propia Isabel II, y establece que tras el funeral, su cuerpo sea trasladado al Castillo de Windsor y posteriormente enterrado en la capilla de San Jorge, donde reposará junto a su padre y su marido, el duque de Edimburgo.

Como es de imaginar, la filtración de este protocolo secreto ha supuesto un duro golpe para el Palacio de Buckingham que trata de investigar cómo y quién ha podido burlar la seguridad para hacerse con este plan que durante tantas décadas ha permanecido en secreto.

Continúa leyendo