Peter Phillips, nieto de Isabel II, acusado de saltarse el confinamiento... por amor

El hijo de la princesa Ana de Inglaterra viajó hasta Escocia para ver a su nueva novia, pese al cierre de fronteras.

Parece que no hay semana que la familia real británica no se vea envuelta en una polémica, por un motivo u otro. Después del tsumani provocado por el príncipe Harry y Meghan en esta ocasión el miembro de los Windsor que ha sido protagonista del escándalo es uno de los más discretos y menos conocidos: Peter Phillips, hijo de la princesa Ana y su primer marido, Mark. La cosa va de restricciones y amor... Sí, el nieto de Isabel II podría haberse saltado el confinamiento para ir a visitar a la que señalan como su nueva novia.

Peter Phillips e Isabel II
Peter en un acto público con su abuela, Isabel II, y el príncioe Guillermo / Gtresonline.

Los hechos sucedían el pasado fin de semana cuando Peter recorría más de 700 kilómetros para desplazarse desde su finca de Gatcombe Park, propiedad de su madre, en Inglaterra hasta el pueblo de St Cyrus, en Escocia. Las fronteras están cerradas a causa de la pandemia, así que cuando los vecinos le vieron llegar no dudaron en avisar a las autoridades ya que solo se puede entrar por motivos especiales. La policía se personó en el lugar y esto es lo que dice el comunicado emitido: "Alrededor de las 18:40 del viernes 26 de marzo de 2021, la policía recibió un informe de una posible violación de las regulaciones del coronavirus en una propiedad en St Cyrus, Montrose. Los agentes asistieron, hablaron con los ocupantes y no encontraron infracciones de la legislación". Peter aseguró que era un viaje de trabajo para su compañía XL Medical, aunque el hecho de que fuera fin de semana y que se alojara precisamente en casa de quien dicen es su nueva novia hace que muchos no crean en sus explicaciones. Aún así, un portavoz de la compañía ha dicho: "No comentamos nada sobre los detalles o las circunstancias del alojamiento del señor Phillips cuando viaja por negocios".

Pero lo mejor de toda esta historia es que este polémico viaje ha destapado la nueva relación amorosa que el hijo de la princesa Ana mantendría actualmente con Lindsay Wallace. Se trata de mujer de 40 años separada y madre de dos hijos, que fue al mismo colegio privado que él y que es muy amiga de su hermana. De hecho, fue una de las invitadas en la boda de Zara con Mike Tindall, celebrada en 2011. Por aquel entonces Peter estaba casado con Autumn Kelly, la madre de sus hijas. Tras el divorcio, que se hizo oficial el año pasado, el exmatrimonio ha seguido viviendo bajo el mismo techo por el bien de las niñas, pero, obviamente, haciendo vidas separadas.

 

Peter Phillips, su exmujer y sus hijas
Peter, con su mujer, Autumn Kelly, y sus hijas antes del divorcio / Gtresonline.

Se desconoce cuando ha empezado esta amistad especial entre Mike y Lindsay aunque algunos medios aseguran que el verano él ya estuvo en Escocia con ella. Lo que no ha trascendido es si en aquella ocasión también hubo dudas sobre si había pasado por alto las restricciones del confinamiento. Hija de un magnate petrolero, Lindsay podría ser la nueva mujer en el corazón del nieto de la Reina y el duque de Edimburgo. Según fuentes cercanas, ambos mantienen esta relación en secreto, aunque no dudan en afirmar que él está "enamorado".

Continúa leyendo