Vídeo de la semana

Por fin: La Casa Real de Saboya deroga la Ley Sálica

El hijo del último rey de Italia, Víctor Manuel, ha decidido poner punto y final a la ley que impide a las mujeres acceder al trono

Víctor Manuel
Gtres

Una nueva etapa da comienzo en la Casa Real de Saboya. Tras una historia que no permitía reinar a las mujeres por el simple hecho de serlo, ha llegado la hora de poner fin a las leyes de exclusión. Así lo ha decidido Víctor Manuel, hijo del último rey de Italia.

El aristócrata ha hecho público un comunicado en el que ha mostrado su posición a favor de la derogación de la Ley Sálica, que impedía a las mujeres reinar a pesar de ser primogénitas en la familia. A pesar de que el actual heredero sea su hijo, Manuel Filiberto, el hijo de Humberto II también tiene dos hijas, Victoria y Luisa. No cabe duda de que esta decisión supondría un gran cambio en el futuro de la dinastía italiana, más aún cuando el tema de la igualdad está tan presente a lo largo y ancho del globo.

No obstante, la Casa de Saboya es una de las más antiguas en Europa pero la región no cuenta con Monarquía y es muy difícil que vuelva a establecerse. El sistema político se derogó al instaurarse la República mediante un referéndum en 1946. De hecho, se ha denegado la entrada de los restos del rey Víctor Manuel III, tras morir en Alejandría y ceder en consecuencia el trono a su hijo, en el Panteón de Agripa, donde yacen los restos de los anteriores monarcas.

Al ser Víctor Manuel el hijo del último rey, se considera a sus descendientes como los pretendientes directos al trono. Aun así, los monárquicos puristas apuestan por el sobrino del monarca, Amadeo de Aosta, como el favorito para suceder el trono ya que se declara más fiel a los principios básicos de la Corona.

La decisión del padre de Manuel Filiberto afecta de manera directa al jefe de la casa de Aosta, ya que si la Ley Sálica se mantuviera intacta, Amadeo y sus retoños serían los claros herederos de la dinastía.

Continúa leyendo

#}