Vídeo de la semana

Preocupación en Marruecos: la última recaída de Mohammed VI

El Monarca ha sido operado del corazón en el Palacio tras sufrir nuevamente una arritmia cardiaca

Mohammed VI
Gtres

El rey de Marruecos, Mohammed VI, de 56 años fue sometido este domingo 14 de junio a una operación del corazón. Según ha informado la Agencia Marroquí de Noticias, la intervención se realizó en la clínica del Palacio Real de Rabat tras una recaída de la arritmia cardiaca que en febrero de 2018 le llevó a ser intervenido en París.

El equipo médico, compuesto por los doctores Abdelaziz Maqni, Olivier Thomas, Olivier Dubourg, Ali Chaib y Lahcen Belyamani realizaron una “ablación complementaria por radiofrecuencia” con la que se logró “una restauración del ritmo cardíaco normal” de Mohamed VI. Una operación que los médicos del Rey califican de "éxito total”, si bien su comunicado no establece el periodo de recuperación que necesitará el Monarca.

No es la primera vez que el monarca debe someterse a una intervención quirúrgica por sus problemas cardíacos. Ya en 2018 tuvo que pasar cincuenta días en la cínica Ambroise Paré de París. Una noticia que, a diferencia de lo sucedido en esta ocasión, se ilustró con una imagen de Mohammed VI en la que aparecía rodeado de sus dos hijos, el príncipe heredero Mulay Hassan y la princesa Lalla Jadilla, su hermano, el príncipe Mulay Rachid, y sus tres hermanas, las princesas Hasna, Mariam y Asma. Entonces llamó la atención la ausencia de su esposa, la princesa Lalla Salma, de quien semanas después se confirmó su divorcio. La noticia nunca fue desmentida por el Palacio Real, pero desde entonces no han vuelto a aparecer juntos.

Mohammed VI
Gtres

El monarca también fue operado en París en 2017 a causa de un tumor benigno que le invadía la córnea del ojo izquierdo. Es por ello que la salud del Rey suele ser un tema recurrente de discusión en redes sociales y en círculos políticos, pues cada vez que Mohammed VI desaparece de la esfera pública los rumores sobre su estado de salud vuelven a circular. Sin embargo, son muy escasas las informaciones contrastadas que se publican.

Esta recaída del Rey ha sido toda una sorpresa en Marruecos aunque, tras disminuir sus apariciones oficiales, las hipótesis sobre su estado anímico ya estaban sobre la mesa. La última vez que fue visto en público fue el pasado 24 de mayo, cuando participaba en la oración de despedida del mes del Ramadán. Las instantáneas distribuidas por la Casa Real marroquí mostraban al Monarca protegido con una mascarilla sanitaria y guardando la distancia de seguridad recomendada. Una prudencia más que aconsejable, pues además de sus problemas de corazón, Mohamed VI es asmático y por tanto forma parte de uno de los grupos de riesgo.

Continúa leyendo