Vídeo de la semana

¿Por qué el príncipe Guillermo ocultó que sufrió coronavirus?

El heredero a la corona británico fue diagnosticado positivo por COVID-19 en abril pero prefirió hacer cuarentena y no contarlo públicamente. Tiene un motivo de peso.

Guillermo de Inglaterra
Gtres

El príncipe Guillermo de Inglaterra tuvo coronavirus y lo llevó en secreto. Este impactante titular está revolucionando la prensa británica en los últimos días. El tercero en la línea de sucesión al trono inglés resultó positivo por COVID-19 el pasado mes de abril y se contagió a los pocos días de que lo hicieran el primer ministro Boris Johnson y su padre, el príncipe Carlos. ¿Por qué no hizo público su diagnóstico?

El hijo de Diana de Gales tenía una buena razón para no confesarlo: no quería alarmar al país porque vivía en uno de los momentos más complicados de la pandemia; por aquel entonces hasta mil británicos morían por el virus cada día y se habían producido más de 50.000 casos repentinos: "Había cosas importantes que hacer y yo no quería preocupar a nadie", recogió el diario The Sun. 

Kate MIddleton, Guillermo de Inglaterra
Gtres

En abril, Guillermo de Inglaterra permanecía confinado como el resto del país y ocupaba su tiempo en realizar videollamadas desde su casa con diferentes representantes de colectivos para mostrarles su apoyo. Nadie sospechaba que pudiera estar sufriendo los efectos de la COVID, pero según informan algunos médicos su estado empeoró por momentos: "Tuvo que ser asistido en Kensington Palace. Pasó 14 días aislado en la casa familiar de Anmer Hall, en Norfolk. Tenía que luchar por respirar y la gente de su alrededor estaba bastante preocupada", dice un testimonio a 'The Sun'. Sin embargo, el príncipe mantuvo su agenda. 

Kate Middleton, Guillermo Inglaterra
Gtres

Ni tan siquiera Kate Middleton pudo convencerle para descansar, reposar y recuperarse. Él se sentía con fuerzas de estar junto a la gente -aunque fuera por videollamada- porque consideraba que le necesitaban en este duro momento: "Después de ver a los médicos y dar positivo, lo que obviamente fue un gran impacto dado lo en forma que está y la buena salud que tiene, Guillermo decidió que debía seguir como de costumbre. Estaba decidido a cumplir sus compromisos".

Guillermo consideró que no hacer pública su enfermedad ayudaría a no aumentar la ansiedad y la tensión en el Reino Unido. Su padre había enfermado de COVID-19 y su madre se encontraba encerrada a cal y canto en Windsor para no tener ningún tipo de contacto más allá del estrictamente necesario. 

Ahora que ha pasado todo, Guillermo ha decidido redoblar sus esfuerzos para con el pueblo británico y junto a su esposa, la duquesa de Cambridge, son los miembros de la realeza inglesa que más actividades y actos realizan. Por algo son los mejor valorados de la casa Windsor. Ahora bien, ¿creéis que hizo bien en ocultar su positivo o pensáis que debería haberlo confesado? 

Continúa leyendo