Vídeo de la semana

¿Qué tiene el pelo de Meghan que vuelve loco a Harry?

El vídeo viral de los Duques de Sussex que está recorriendo el mundo virtual y generando multitud de reacciones.

Meghan Markle
Gtres

Aunque sus apariciones públicas ya no serán tan perpetuas en el tiempo, el príncipe Harry y su mujer Megan Markle siguen generando atención y reclamo. Tras el comienzo de su nueva vida en Canadá y todo el torrente generado por su deseo de independencia de la Corona, se han convertido en una de las parejas de moda de la realeza europea. Las redes sociales es una fuente incansable de momentos y archivos que ahora se observan con lupa para desgranar cada movimiento o reacción de ellos. Esto es lo que ha ocurrido en un vídeo que ya ha recorrido el mundo virtual.

Harry, Meghan
Gtres

Aunque desde el comienzo de su relación, la pareja  siempre se ha caracterizado por mostrar su cariño de forma pública, lo cierto es que esta secuencia de imágenes tiene una connotación especial. Sus miradas y sus tiernos gestos han sido en multitud de ocasiones el principal protagonista de sus apariciones públicas. Sin embargo, en este vídeo viral se recoge una recopilación de un curioso gesto de Harry desconocido hasta la actualidad. Un bonito movimiento con el que el hijo de Lady Di le coloca delicadamente el cabello a su mujer cuando algún contratiempo impide que lo tenga en una posición correcta.

Príncipe Harry, Meghan Markle
Gtres

Lo curioso de las imágenes es que no pertenecen a los últimos tiempos. De hecho, algunas de ellas son de antes de que Archie naciera, como su viaje oficial a África u otros actos oficiales. Harry siempre reacciona igual. Pendiente del pelo de Meghan cuando el viento lo despeina o cuando se queda atrapado en una medalla, él le ayuda y se lo acaricia en muchos más momentos de los que nuestras pupilas hubieran recogido. Un romántico detalle que los usuarios de Twitter ya han calificado como “the most attentive husband” (El marido más atento). Sin duda es un gesto muy natural que nunca se convertiría en viral si no fuera porque el protocolo de la Casa Real Británica impide que se hagan muestras de cariño públicas. Una vez más, ellos han demostrado que son libres.

Continúa leyendo