Vídeo de la semana

¿Quieres escuchar a Guillermo de Holanda ejerciendo de piloto? ¡Tenemos el audio!

El rey Guillermo ha disfrutado una vez más de su pasión por los aviones al ser copiloto de un Boeing con destino a Niza

Guillermo de Holanda
Gtres

Todo el mundo tiene secretos, y Guillermo de Holanda no iba a ser menos. Hace más de veinte años que el marido de Máxima de Holanda pilota de incógnito aparatos comerciales de la aerolínea holandesa KLM. Bajo la frase “Buenos días, les habla el copiloto…” se esconde el monarca neerlandés, para el que el vuelo era un sueño de la juventud que terminó haciéndose realidad al poseer licencia oficial y llevar dos veces al mes un modelo Fokker 70.

Fue el pasado jueves cuando el Rey tomó las riendas de la cabina para volar hasta Niza en un Boeing 737-700. Todos sus seguidores han podido ser partícipes de uno de los momentos más felices del soberano gracias a que el experto en aviones, Menno Swart, publicó un vídeo en el que se oye perfectamente al hijo de Beatriz de los Países Bajos disfrutar de la ocasión especial.

Ante el posible revuelo que se pudiera producir, ha sido el propio Servicio de Información del Gobierno quien ha confirmado que el Rey obtuvo la licencia requerida para este avión en junio de 2017.

A pesar de ser la primera vez que se publica un vídeo de Guillermo practicando este hobbie, es una afición que persigue al Rey desde que era tan solo príncipe heredero. No obstante, cada vez que el monarca pone un pie en cabina asegura ser consciente de la responsabilidad que trae consigo “Es una afición en la que debo concentrarme por completo. Son los mandos del avión, la tripulación y los pasajeros, una gran responsabilidad. Tus problemas no caben en la cabina. Toda tu atención está en el vuelo, y eso para mí es lo más relajante”, dijo en una entrevista.

Además, el Rey puede evadirse de su cargo en el vuelo, ya que normalmente no suele ser reconocido por los pasajeros y tampoco se presenta a ellos. Guillermo siempre habla en nombre del capitán, pero algún viajero ha podido reconocer su voz y se ha llevado una grata sorpresa.

Continúa leyendo