Sarah Ferguson hará historia en la boda de Beatriz de York

La exmujer del príncipe Andrés se convertirá en la otra gran protagonista del enlace de su hija

Sarah Ferguson
Gtresonline

Sarah Ferguson se prepara para vivir un momento histórico. La madre de Beatriz de York tendrá un lugar muy especial en la boda de la Princesa con el empresario italiano, que anunciaron su compromiso hace apenas unos días. Aunque todavía no se conocen los detalles del que será el enlace royal del próximo año, lo que sí se sabe es que la novia tenía la intención de que tuviera lugar en Italia. Algo que, debido a la avanzada edad de la Reina y del duque de Edimburgo, no va a poder ser. Los novios tendrán que conformarse con cualquiera de los idílicos lugares del Reino Unido, aunque es más que probable que no se decanten por el castillo de Windsor, para no seguir las estela de las últimas bodas royal que han tenido lugar en el seno de la familia real británica.

 

 

 

Sarah Ferguson
Gtresonline

Además de para la novia, para quien esta boda va a suponer un momento muy importante es para su madre, Sarah Ferguson. La exmujer del príncipe Andrés va a ser testigo de un hecho histórico, ya que por primera vez el nombre de una mujer va a aparecer en el certificado de matrimonio. Hasta ahora, la Iglesia británica solo permitía que quedasen reflejados en las actas los nombres y ocupaciones de los padres de los novios, algo que ha cambiado desde principios de 2019. Un paso muy especial para la Duquesa , que en los últimos tiempos ha visto incrementado su protagonismo en el seno de la familia real. 


Aunque Sarah y el príncipe Andrés llevan muchos años separados, su relación es inmejorable. Tanto es así que, pese a las circunstancias, el duque de York tiene en su exmujer a su mejor apoyo y hasta han vuelto a convivir en los últimos tiempos. Hasta la reina Isabel ha vuelto a aceptar a Sarah en las reuniones de la familia, solo el duque de Edimburgo y el príncipe Carlos se muestran reacios a la relación entre los York por el comportamiento de Sarah en el pasado.

 

Continúa leyendo