Se despejan las dudas sobre la boda de Beatriz de York

Isabel II ha permitido que su nieta celebre su matrimonio en uno de los lugares que parecía estar descartado

La boda de Beatriz de York con Edoardo Mapelli parece ver la luz al final del túnel. Desde que anunció su boda el pasado septiembre, la primogénita del duque de York ha recibido un sinfín de noticias que demostraban que el que debería ser el día más feliz de su vida no iba a ser celebrado con la “fiesta de sus sueños”.

Lo que tenía muy claro la hija de Sarah Ferguson es que, dadas las circunstancias que envuelven a su padre en el caso Epstein, su enlace sería el foco todas las críticas británicas. En consecuencia, Beatriz no podría contar con una ceremonia similar a la de su hermana Eugenia, la cual contó con todo lujo de detalles sin escatimar en gastos.

Casi dos meses después de haber celebrado su compromiso de manera informal en Londres, la sobrina de Carlos de Inglaterra conoció una novedad inesperada por parte de su abuela. Según Daily Mail, la monarca habría ofrecido a la princesa Beatriz celebrar la recepción de su boda en Buckingham a finales de este año. Una decisión que da un vuelco de 180º al enlace, ya que este lugar se había descartado para evitar la negativa de la opinión pública. Hasta ahora se creía que los últimos afortunados en celebrar su boda en Palacio serían el príncipe Guillermo y Kate Middleton en 2011.

Aún son muchos los detalles que quedan por conocer sobre el que se convertirá en el enlace más comentado del año. No obstante, la BBC ha anunciado que no retransmitirá en directo la ceremonia. Algo que no ha importado a la reina Isabel, quien ha mostrado predilección por su nieta en varias ocasiones. Una de ellas, esta Navidad, cuando la soberana decidió invitar a Edoardo Mapelli a las vacaciones familiares en Sandringham pese a no ser un miembro oficial de la Familia Real todavía.

Continúa leyendo