Se recrudece la guerra de la miss rusa contra el rey de Malasia

La modelo Oksana Voevodina ha hecho públicas unas imágenes de su bebé rompiendo varias instantáneas de su padre

Mohamed V, Oksana Voevodina
Instagram

Una historia con final infeliz. Mohamed V de Malasia y Oksana Voevodina, miss Moscú 2015, quisieron unirse en matrimonio en noviembre de 2018 en una boda marcada al estilo moscovita. Pocos meses después de una boda secreta y el nacimiento de un hijo en común, el propio Rey lanzó un comunicado en el que admitía sentir “una profunda tristeza y remordimiento porque su error personal haya causado confusión entre la gente”.

Con motivo de la ruptura, Voevodina y el pequeño Ismail Leon se vieron obligados a abandonar el palacio de Malasia para alojarse en una casa costeada por el sultán a las afueras de Moscú. Tras su separación, la moscovita dejó entrever en su Instagram que contaría todas las partes desagradables que conllevó su relación con el malasio.

Hace dos días que Oksana hizo público un pequeño corto de su bebé en sus redes sociales, donde se vería al pequeño desarrollar distintas actividades. Para sorpresa de sus seguidores, una parte fugaz del clip contenía un momento en el que el bebé estaba rompiendo fotos de su padre. Las alarmas de Instagram saltaron en instantes ante tal revuelo y fueron muchos los que mandaron mensajes de apoyo a la madre y al pequeño. Leon tendrá que crecer junto a Voevodina, dado que en la Familia Real de Kenlantan ponen en duda si el sultán es el verdadero padre biológico del niño.

En el pie explicó que en sus primeros días de vida, Ismail no podía dormir bien, algo que preocupó a su madre. Después de llevar al heredero a un centro médico, los neurólogos le diagnosticaron un síndrome infantil hiperactivo, por el que tendrá que medicarse.

No cabe duda de que esta guerra no ha hecho más que comenzar. Se cree que los motivos de la ruptura han sido incentivados por unas imágenes en las que aparece la rusa practicando sexo en una piscina durante un reality show. Esto causó el escándalo inmediato en Kuala Lumpur y llevó al hombre a disolver el matrimonio de manera unilateral al pronunciar tres veces la expresión “talaq”.

Continúa leyendo