Vídeo de la semana

Se recrudece la guerra entre los pretendientes al trono Italiano tras la derogación de la Ley Sálica

El príncipe Víctor Manuel de Saboya ha dado un paso más en la historia italiana que ha incitado a su primo Amadeo de Aosta a luchar por el trono

Víctor Manuel de Saboya
Gtres

El feminismo ha llegado a la dinastía italiana. Tras una historia con el predominio de la Ley Sálica, la cual impedía a las mujeres reinar a pesar de ser primogénitas, ha sido Víctor Manuel de Saboya quien ha decidido acabar con esta ordenanza para siempre. El hijo del último rey de Italia promulgó un comunicado la semana pasada en el que confirmó su decisión de cambiar las reglas, a pesar de que el actual heredero es su hijo, Manuel Filiberto.

Esta iniciativa ha hecho que algunos miembros de la familia se sientan molestos y quieran coger el mando del trono con más fuerza que nunca. Uno de ellos Amadeo de Aosta, sobrino del Rey, quien se considera heredero legítimo ya que su primo contrajo matrimonio con una plebeya sin previo consentimiento de su padre, algo que no encaja dentro de las convicciones normativas de la Corona Italiana.

A pesar de que el conflicto familiar lleve décadas presente en la Casa de Saboya, en Italia no hay reyes desde que se instauró la República mediante referéndum en 1946. Fue ahí cuando la Casa de Saboya terminó siendo derrocada y es casi imposible que vuelva a instaurarse un régimen Monárquico en la región. De hecho, no se permitió que los restos de Víctor Manuel III fueran enterrados en el Panteón de Agripa junto a los de sus antecesores.

Los monárquicos más conservadores están de parte del príncipe Amadeo y no ven con buenos ojos la imposición de la primogenitura absoluta independientemente del sexo, ya que creen que va en contra de los principios básicos de la Corona.

Han sido varias las ocasiones en las que ha salido a la luz la mala relación entre primos, de hecho en la boda de los Reyes Felipe y Letizia, Víctor Manuel propició un puñetazo a Amadeo y fue el primer miembro de la realeza en haber estado encarcelado.

Continúa leyendo