Shaman Durek, a punto de pedir la mano de Marta Luisa

El chamán ha revelado que tiene intención de casarse con la Princesa y que cuenta con la aprobación de los Reyes

Marta Luisa de Noruega podría pasar pronto de nuevo por el altar. Tras unos meses marcados por las dificultades, la Princesa quizás se convertirá de forma oficial en la esposa del chamán Durek Verret. Así lo ha confirmado él mismo en una reciente entrevista, en la que, si bien no ha querido revelar los detalles de cuándo y cómo podría celebrarse el enlace, sí ha contado que tenía pensado haberle pedido la mano el pasado mes de marzo, durante unas vacaciones en Hawái. Sin embargo, la trágica muerte de Ari Behn, que se suicidó en Navidad provocó que pospusiera la proposición.
 
El chamán ha revelado en una reciente entrevista que ya tiene preparado el anillo, un diseño exclusivo para la Princesa y que cuenta con la aprobación de los reyes Harald y Sonia, a quienes les preguntó al respecto la última vez que estuvo con ellos, hace ya varios meses. Sin embargo, no ha contado cómo podría ser la celebración ni si, dado el caso, él llegaría a ejercer algún tipo de función oficial. Algo poco probable si se tiene en cuenta que la propia Marta Luisa se ha desvinculado bastante de su papel institucional para volcarse en los proyectos que tiene con el chamán, al que considera su alma gemela. De hecho, según ambos, estaban predestinados a encontrarse, cualquiera que fuera la circunstancia.
 

Marta Luisa
Gtres

Los últimos tiempos han sido muy complicados para la pareja, dadas las especiales circunstancias que han tenido que vivir. A la muerte de Ari Behn se ha sumado la crisis sanitaria del coronavirus, que les ha mantenido separados varios meses. El pasado mes de marzo, a comienzos de la pandemia, el rey Harald pidió a los noruegos que cumplieran las normas decretadas por el gobierno y que, además de otras cosas, no abandonasen el país bajo ninguna circunstancia. En esos momentos, Marta Luisa se encontraba en California con sus hijas, donde reside su pareja, pero no dudó en subirse a un avión y regresar a casa, para cumplir estrictamente con el confinamiento en Oslo para cumplir con las instrucciones de manera precisa.
 
Ahora por fin la pareja vuelve a estar junta y no tiene intención de volver a separarse, pero quedan muchas preguntas en el tintero en torno a la que seguro va a convertir, sin duda alguna, en uno de los enlaces más esperados, pero también peculiares de la escena royal de los últimos años.

Continúa leyendo