Vídeo de la semana

Simeón de Bulgaria: luces y sombras de un ‘enamorado’ de España

Padre de cinco príncipes búlgaros nacidos en España, Simeón de Bulgaria celebra hoy sus 83 años de vida

Simeón de Bulgaria
Gtres

Simeón de Bulgaria, hijo, padre, esposo, parte de la historia y protagonista de la Europa tal y como hoy la conocemos, sopla las velas de su 83 cumpleaños. Nacido en 1937 en Sofía, hijo del zar Boris III y de la reina Juana, fue proclamado Rey tras la muerte de su padre en extrañas circunstancias –posiblemente envenenado por los nazis- y con nueve años experimentó lo que se siente tras ser desterrado de su país y apartado de sus gentes.

Una triste infancia marcada el 28 de agosto de 1943, día en el que el pequeño príncipe de Bulgaria se estremecía con la noticia de la muerte del rey Boris III. “Jamás he olvidado el cadáver expuesto, la frente y las manos gélidas que tuve que besar”, escribió Simeón II en sus memorias. Entonces, el Príncipe fue proclamado rey de los búlgaros, pero al ser tan joven las riendas del poder quedaron en manos de un consejo de regentes integrado por su tío, el príncipe Kyril. El reinado de un niño inexperto no podía ser más desalentador en plena Guerra Mundial y en un país aliado del nazismo. Desde febrero de 1945 permaneció rehén del nuevo gobierno comunista aunque, considerado inocente, se salvó -junto a la reina madre- de la matanza.

En 1946 Simeón, junto a su madre y su hermana, abandonaron Bulgaria con rumbo a Estambul y posteriormente a Alejandría. Gracias a la solidaridad de algunos familiares, Simeón II pudo continuar sus estudios y finalmente desembarcar en España, donde el general Francisco Franco le dio asilo. Simeón viviría en la España franquista más de cinco décadas, en una villa en el barrio de Metropolitano, cerca de Guzmán el Bueno. Pero, mientras tanto, su país lo daba por muerto.

Su larga vida acumula un sinfín de singularidades. A pesar de ser nombrado Rey cuando solo era un niño en edad escolar,  nunca abdicó ni renunció al trono. Pasó más de medio siglo de su vida en el exilio antes de regresar a su país como dirigente político leal con la democracia y el sistema republicano. En 2001, fundó un partido político y ganó las elecciones que le convirtieron en primer ministro de Bulgaria. En 1962 tuvo su primer hijo con Margarita Gómez- Acebo, el fallecido Kardam de Bulgaria, que estudió en Madrid y conoció al amor de su vida, Miriam Ungría, en una discoteca de la capital. Kyril de Bulgaria, el segundo hijo del rey Simeón, nació en 1964 y, al igual que su hermano, se formó en Madrid. Tres años más tarde se casó con la mallorquina Rosario Nadal, aunque en 2009 la pareja puso fin a sus veinte años de amor. En 1965 nació Kubrat de Bulgaria, su tercer hijo. Este apostó por la Universidad de Navarra y su carrera profesional se desarrolló tanto en hospitales de Madrid, como en algunos de Sofía. El príncipe Konstantin nació en 1967 y, al igual que sus dos hermanos mayores, se graduó en Madrid. Actualmente es el padrino de la infanta Sofía. En enero de 1972 nació la única hija del rey Simeón de Bulgaria y Margarita Gómez-Acebo, Kalina, que también creció como una española más.

Continúa leyendo

#}