Submarinismo, bailes y clases de cocina: Las mejores anécdotas de los duques de Cambridge en su gira por el Caribe

El príncipe Guillermo y Kate Middleton se ha despedido del Caribe donde han vivido momentos que quedarán en el recuerdo de todos.

Los duques de Cambridge ponían rumbo al Caribe el pasado domingo con motivo del Jubileo de plata de la reina Isabel II, aunque el punto de partida de esta gira tan especial no comenzó de la mejor manera. Kate y Guillermo iban a aterrizar un día antes pero hubo un cambio de última hora debido a las manifestaciones en el país caribeño. “No queremos que aterricen en nuestra tierra. Ese es el mensaje que queremos enviar. Podrían aterrizar en cualquier lugar, pero no en nuestra tierra”, declaraba Sebastian Shol, presidente de la aldea de Indian Creek, un pueblo de mil habitantes que consideraba la presencia de los duques de Cambridge “colonialismo” y una “bofetada en la cara”. Finalmente aterrizaron en Belice donde fueron recibidos de una manera mucho más amable en su primera parada.

En el sur de Belice pudieron disfrutar de un largo recorrido por una plantación de cacao y conocer de primera mano el proceso de fabricación del chocolate. Guillermo y Kate no perdieron la oportunidad de probar este delicioso cacao caribeño y la duquesa de Cambridge se atrevió a moler unos granos de cacao desmenuzados, un trabajo muy duro que hacen las mujeres en las comunidades rurales y que no dudaron en enseñar a Middleton para que pudiera practicarlo.

Guillermo tampoco se quedó atrás y quiso mostrar sus dotes sobre la pista con un baile garífuna junto a una caribeña. El príncipe de Inglaterra tiene mucho ritmo a la hora de bailar bajo la atenta mirada de su mujer, que finalmente se arrancó con la danza autóctona aunque con unos movimientos algo más discretos que los del nieto mayor de Isabel II.

Una de las experiencias que han disfrutado los duques de Cambridge es la práctica de submarinismo. La intrépida pareja aprovechó para conocer el fondo marino del Caribe, donde pudieron disfrutar de un espectáculo para la vista, la segunda barrera coral más grande a nivel mundial después de la ubicada en Australia. Kate y Guillermo se enfundaron sus trajes de buceo y exploraron el fondo del mar como dos expertos, demostrando una vez más su pasión por el deporte. “El domingo tuvimos la suerte de pasar tiempo buceando en South Water Caye, directamente sobre la espectacular Barrera de Coral de Belice. Fue un privilegio ver por nosotros mismos el trabajo de conservación de océanos líder en el mundo que se está realizando aquí”, relataban en su Instagram.

No fue la única actividad marítima que llevaron a cabo los duques de Cambridge. En su parada en Bahamas aprovecharon para participar en una regata de vela bajo la lluvia y terminaron completamente empapados. Kate y Guillermo surcaron las aguas de Montagu Beach en una de las primeras regatas tras la pandemia. El tiempo no acompañó y los duques de Cambridge terminaron completamente mojados aunque saludaban tan sonrientes como siempre practicando aquello de “al mal tiempo, buena cara”. Antes de la regata visitaron el mercado del pescado, donde Kate Middleton cogió un pez con sus propias manos mientras un isleño le explicaba la práctica de la pesca en el lugar.  

Otra de las anécdotas más simpáticas de la gira de los duques de Cambridge por el Caribe, ha sido la protagonizada por una niña en las Bahamas. Al bajar del avión, Aniah Moss, una niña de ocho años, les dio la bienvenida con un enorme ramo de flores que entregó a Kate Middleton, que se mostró muy cercana y cariñosa con la simpática niña.

kate middleton
Gtres

La pequeña entregó el ramo e hizo una pequeña reverencia siguiendo el protocolo. La joven Aniah reveló el entrañable comentario que recibió de la duquesa de Cambridge. “Dijo que tenía un bonito vestido y que era muy guapa, además de darme las gracias por las flores”, contaba la niña completamente emocionada. Los periodistas preguntaron a Ainah qué pensaba sobre Kate y Guillermo y la joven no se lo pensó dos veces y exclamó: “¡Son muy altos!”, haciendo reír a los allí presentes. Sin duda, el viaje al Caribe ha tenido un poco de todo pero ahora los duques de Cambridge han puesto rumbo a Londres, donde se están ultimando los detalles del homenaje al duque de Edimburgo que tendrá lugar el próximo martes.

Odina Sanz

Odina Sanz

Empecé a hablar con un año y hasta hoy. Maña de nacimiento y madrileña de adopción, dediqué mis primeros artículos a mi diario y le cogí el gusto, mi abuela dice que se me da bien. Objetivo vital: Dar la vuelta al mundo sin maletas.

Continúa leyendo