Vídeo de la semana

Tatiana y Andrea Casiraghi: amor bohemio en el Principado de Mónaco

La pareja celebró el pasado 1 de febrero su sexto año de matrimonio. Un enlace que rompió con todas las reglas de la realeza

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo
Gtres

Son una de las parejas más glamurosas de la realeza y eso que no han seguido nunca las pautas más heterodoxas del gotha. Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo forman, desde hace más de una década, una pareja estable, con todos los ingredientes de los más mágicos cuentos de hadas “made in Mónaco” y con el añadido de que ambos son detentores de un estilo muy personal, alejado del oropel palaciego, pero no por ello menos interesante. De hecho, el matrimonio más “boho-chic” del momento tiene detrás toda una historia personal que merece la pena ser contada.

No fue amor a primera vista. Aunque Tatiana y Andrea lleven juntos los suficientes años para que ni nos acordemos de las anteriores novias del príncipe, lo cierto es que lo suyo costó en arrancar. Corría el año 2002 cuando Carlota Casiraghi se fue a estudiar la carrera a París. En clase coincidió con una joven colombiana llamada Tatiana con la que pronto hizo migas. No fue, sin embargo, hasta pasados dos años cuando surgió el amor entre el hermano de Carlota y su amiga. 2004 es el año oficial de cuando empiezan como pareja, y este 2020 podrán celebrar, al menos, 16 años de noviazgo. Toda una proeza para Andrea, un príncipe de lo más díscolo en sus años de adolescencia.

Un año después, en el 2005, la pareja se mudó a un apartamento en la capital francesa y, desde entonces, nunca más se han separado. Los inviernos en Gstaad, Suiza, los veranos en la Riviera francesa, al bordo del barco de su madre, Carolina de Hannover, y en Ibiza, y todas las fiestas y galas benéficas en el principado le hicieron a la rica colombiana integrarse de maravilla a la familia real monegasca, de la que ya es un activo más. De hecho, Alberto II, tío de Andrea, deposita en ellos mucha confianza y no son pocos los actos que presiden durante todo un año.

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo
Gtres

La boda, sin embargo, no llegaría hasta el 2013. Tatiana se encontraba en España amadrinando una marca de ropa cuando la prensa se percató de que estaba embarazada. La joven latina tampoco lo ocultó y se mostró orgullosa de su estado de buena esperanza, aunque eso rompiera con los cánones “reales” establecidos. Así, a 31 de marzo nació Sacha y el 31 de agosto, contrajeron matrimonio por lo civil en Montecarlo. No fue hasta el 1 de febrero del 2014 cuando la pareja se casó en los Alpes suizos, boda esa sí por la iglesia y por todo lo alto con invitados tan dispares como los hijos de Ernesto de Hannover y Macarena Gómez y Aldo Comás.

El feliz matrimonio ha tenido dos hijos más de momento, Maximilian e India y sigue, ahora ya rondando los 40, dictando la moda y rompiendo los esquemas estilísticos de una clase social que a veces parece parada en el tiempo. Todo lo contrario de ellos, que su forma de ser y con su forma de vestir han sido y seguirán siendo los más modernos.

Continúa leyendo