Vídeo de la semana

Todo lo que Diana de Gales no querría que hubiera pasado en el aniversario de su muerte

23 años han pasado desde la triste y repentina muerte de Diana de Gales, más de dos décadas en las que todo ha cambiado mucho.

Gtres
Diana de Gales

Han pasado 23 años de la muerte de una de las mujeres que marcaron historia, Diana de Gales. Aquel 31 de agosto de 1997, en París, no solo perdía la vida una persona icónica, sino también todo un símbolo de la lucha a favor de lo más débiles pues, si bien hacía años que no formaba parte de la Casa Real británica al separarse del príncipe Carlos, Diana siempre estuvo muy implicada y fomentó su faceta más solidaria.

Su pérdida fue llorada por miles de personas de todo el mundo, pero especialmente por sus dos hijos, el príncipe Guillermo y el príncipe Harry, que de la noche a la mañana se quedaban sin la mujer a la que más admiraban, a la que más querían y de quien más aprendían. Un adiós precoz que no significó que Diana dejara de estar a su lado y es que los dos siempre la han tenido muy presente.

Diana de Gales quería por encima de todo a sus hijos y por eso una de las cosas que más le hubieran dolido, de seguir viva, es la distancia que ahora separa a sus hijos. A pesar de que Guillermo y Harry siempre se han llevado bien, lo cierto es que los dos tienen a día de hoy dos vidas muy diferentes. Mientras que el mayor va avanzando en sus responsabilidades para convertirse en el futuro en rey de Inglaterra, el pequeño ha optado por desligarse de la institución en la que ha pasado toda su vida para comenzar otra muy diferente al lado de su mujer, Meghan Markle, y su hijo, Archie. Dos estilos que Diana seguro hubiera aprobado pues, como cualquier madre, por encima de todo ella hubiera querido que sus hijos fueran felices.

Gtres
principe Andres

El escándalo del príncipe Andrés hubiera sido otro aspecto que la sorprendería, sin duda, pues se llevaba muy bien tanto con el hijo de Isabel II como con su ahora exmujer, Sarah Ferguson. El qué hubiera pensado sobre todo el asunto no lo puede saber nadie, pero seguro que se hubiera tomado cartas en el asunto y es que era una mujer íntegra que luchaba por el bienestar de los menos favorecidos.

Ver a Camilla Parker al lado de su exmarido, el príncipe Carlos, es algo que no le hubiera gustado, pues al fin y al cabo es la mujer con la que el padre de sus hijos la estuvo engañando muchos años. Quién sabe si al final lo hubiera “aceptado” y es que si hay algo cierto es que se liberó y comenzó una nueva etapa cuando se separó del hijo de Isabel II, comenzando una nueva vida como una nueva Diana. Es precisamente a esa persona a quienes los más la amaban quieren recordar, la versión más feliz y sonriente de Lady Di, una mujer icónica y única.

Continúa leyendo

#}