Vídeo de la semana

Todos los detalles del exclusivo refugio vacacional de Harry y Meghan

Los duques de Sussex han escogido un refugio al más puro estilo navideño en Canadá para que Archie pase su primeras fiestas en compañía de su abuela

Meghan Markle y el príncipe Harry
Gtres

Meghan y Harry decidieron darse un respiro de la vida pública. Después de un año muy ajetreado, los duques de Sussex han elegido la época navideña para alejarse del foco mediático durante seis semanas. Tiempo suficiente para que no dejaran de llover los rumores sobre el posible paradero de la familia, que se acabó conociendo hace unos días.

Canadá fue la ciudad que el matrimonio escogió para que el pequeño Archie disfrutara de su primera Navidad. Los Sussex han pasado desapercibidos en un refugio apartado del ruido de la ciudad y decorado al más puro estilo navideño. Vecinos del parque regional Horth Hill, situado en North Saanich en la isla de Vancouver han sido testigos de los paseos en familia que han protagonizado los Windsor en este paisaje montañoso.

Refugio de los Sussex
Gtres

La invitada especial del plan ha sido Doria Ragland. A pesar de las especulaciones que circularon acerca de la visita de los cuñados de Kate Middleton a Estados Unidos, fue la madre de Meghan la que aprovechó para pasar la Navidad junto a ellos en la bonita mansión. Pero no fue la primera vez que la royal visitó este país. En su pasado como actriz, la esposa del príncipe Harry tuvo que asentarse en Toronto por la grabación de la serie ‘Suits’.

El destino en el que finalmente se asentaron los Sussex se conoció hace tan solo unos días, cuando el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, desveló el secreto y deseó a la familia una feliz estancia “Príncipe Harry, Meghan Markle y Archie, os deseamos a todos una estancia tranquila y agradable en Canadá. Estáis entre amigos y siempre sois bienvenidos aquí”.

Refugio
Gtres

Sin embargo, las cosas para el resto de la Casa Real británica siguen igual. Como manda la tradición, el clan Windsor -casi al completo- está disfrutando de estos días tan familiares en su residencia de Sandringham, al margen de las complicaciones que ha supuesto para la familia el caso Epstein, en el que el príncipe Andrés se ha visto envuelto.

Continúa leyendo