Una hija rebelde: Ana de Inglaterra se lleva una bronca por no saludar a Trump

Pese a que recibió una orden de la Reina Isabel, la princesa Ana se abstuvo de saludar al presidente y la primera dama de Estados Unidos

La noche de este martes, la reina Isabel II recibía en el Palacio de Buckingham a los líderes de la OTAN, como motivo del 70 aniversario de la alianza. La monarca británica no estuvo sola. Si bien no se encontraban el príncipe Guillermo, los duques de Cambridge ni el duque de York, la acompañaron otros miembros de la familia como Camilla Parker Bowles, el príncipe Carlos y su hermana, Ana de Inglaterra, quien a los 69 años sigue recibiendo broncas de su madre. Y es que esa noche, sacó a relucir su carácter rebelde.

En un vídeo divulgado por las redes sociales se observa a la Reina con Carlos de Gales y la duquesa de Cornualles, saludando a dos de los invitados: Donald y Melania Trump. Los tres estrecharon la mano del presidente de Estados Unidos y la primera dama, mientras Ana de Inglaterra -que se encontraba unos metros más alejada- solo observaba. Isabel II, que suele mantener su compostura en los actos públicos, no dudó en mirar a su hija de forma muy seria y pedirle que se acercara al mandatario. Sin embargo, esta hizo caso omiso y prefirió abstenerse.

Aunque se suponía que solo Carlos y Camilla serían parte del grupo de bienvenida, muchos de los usuarios que han comentado este momento aseguran que, si bien la princesa Ana recibió una orden de la reina Isabel, no tuvo ningún interés en interactuar con Donald Trump. De hecho, también fue captada mientras conversaba con algunos de los líderes políticos que parecía bromear sobre el mandatario estadounidense. Otro vídeo viral en las redes sociales, en el que el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; y el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, parecen reírse del comportamiento del marido de Melania durante la cumbre.

Continúa leyendo