Una sobrina de Máxima de Holanda vende su ropa en una web de segunda mano

Eloísa de Orange-Nassau ha puesto a la venta muchas de sus prendas de firmas low cost, entre las que destacan las del grupo Inditex

Al igual que le ocurre a la mayoría de las personas, los miembros de las familias reales no suelen estrenar vestuario a diario, sino que reciclan su ropa e intentan darle varios usos a sus prendas, más los hombres que las mujeres. Solo en los casos en los que asisten a grandes citas sorprenden con estilismos de estreno, algo que no resulta extraño ya que están representando al país. Sin embargo, tampoco suele ser poco habitual que los royals puedan recurrir a sacar a subasta algunas de sus prendas con fines benéficos, como en su día hizoDiana de Gales o que, por ejemplo, determinados vestidos icónicos pasen de una generación a otra. Este es el caso de la reina Letizia con la reina Sofía, de Máxima de Holanda con su suegra, la princesa Beatriz o de Victoria de Suecia, que ha rescatado looks vintage de su madre, la reina Silvia.

Lo que no podíamos imaginar es que un miembro de una familia real pudiera poner a la venta su armario en un portal de segunda mano. Esto es precisamente lo que ha ocurrido con Eloísa de Orange-Nasau, hija de Constantino y Laurentien de Holanda. La sobrina del rey Guillermo ha colgado parte de sus prendas en el portal de venta United Wardrobe donde además no ha dudado en colocar como foto de perfil una imagen suya.

La joven ha puesto a la venta numerosas prendas de su armario por un precio que no supera los 10 euros. Prendas y accesorios que la mayoría pertenecen a formas low cost como Zara, Bershka o H&M, que dejan claro que la sobrina de Máxima de Holanda es una fanática de Inditex. Además, todas ellas están estrenadas. Esta faceta de la nieta de la princesa Beatriz no ha causado mucho revuelo en Holanda, sino que se entiende como una manera de darle salida a la ropa que la joven ya no utiliza y que, por tanto, no quiere acumular en su armario. Una iniciativa eminentemente práctica con la que Eloísa conseguirá unos ingresos extra que, a los dieciocho años siempre son bien recibidos.

Continúa leyendo