Vídeo de la semana

Uno de los diseñadores fetiche de Máxima de Holanda y Matilde de Bélgica pone sus talleres a fabricar mascarillas

La firma de Edouard Vermeulen ‘Natan’ se ha puesto manos a la obra para ayudar al personal sanitario de Bélgica con la fabricación de mascarillas

Matilde de Bélgica, Máxima de Holanda
Gtres

Cada vez son más las firmas y los diseñadores que se ponen manos a la obra para luchar contra el coronavirus. En este caso, maestros de la costura de diferentes puntos del globo han querido aportar su granito de arena para ayudar a todo el personal sanitario que ve peligrar su salud debido a la insuficiencia de material, como guantes o mascarillas.

Ante este problema, el diseñador Edouard Vermeulen ha decidido “tomar cartas en el asunto” y ha implicado a su firma, Natan, para la causa. Todo el equipo de la prestigiosa marca se ha puesto a trabajar muy duro para crear mascarillas que consigan aliviar la escasez provocada por la crisis del COVID-19. Después de realizarse, todo el material será donado a los hospitales de Bruselas e Ypres, ciudad natal del diseñador belga.

Una bonita iniciativa llevada a cabo por el diseñador de cabecera de algunas royals como Máxima de Holanda. La consorte holandesa se desplaza hasta dos veces al año a este atelier de Bruselas, donde es una de las primeras damas en apreciar las creaciones de la firma y donde también se reúne con varios miembros del equipo que le muestran cuáles son las prendas que más definen su estilo.

Matilde de Bélgica tampoco ha podido resistirse a los encantos de las prendas de esta firma. La Reina belga lleva el sello de su país en la mayoría de ocasiones, y para ello mantiene dos reuniones anuales en las que, junto al personal del atelier, analiza los actos de agenda de todo el año para decidir el vestuario adecuado en cada ocasión. Por su parte, la mujer de Felipe de Bélgica es mucho más conservadora que Máxima a la hora de elegir estilo, pero el diseñador tiene muy claro que ambas nunca coincidirán en un evento público con el mismo atuendo.

Este diseñador de renombre ha conseguido hacerse famoso entre las Casas Reales de Europa tras tener una firma que evoluciona favorablemente con el paso de los años. El nombre ‘Natan’ surgió del famoso costurero belga Paul Natan, con el que Vermeulen compartió maison y del que siguió la estela para finalmente crear su propia identidad. Puede ser que el haberse dedicado plenamente a su profesión haya hecho que deje a un lado lo personal, ya que él mismo ha admitido no haber formado una familia por “ser una persona insegura y sentir miedo al rechazo, por lo que ha esperado que la vida le trajese cosas”.

Continúa leyendo