Victoria de Marichalar: el espejo de estilo en el que deberán fijarse Leonor y Sofía

La hija de la infanta Elena encarna a la perfección el rol de las ‘nuevas royals’ como una it girl sin estridencias.

Victoria de Marichalar
Gtres

 

El 2019 ha sido el año de Victoria de Marichalar. La hermana de Felipe Juan Froilán ha celebrado su puesta de largo, ha encontrado el amor y se ha coronado como “princesa” del estilo. Hablar de la hija menor doña Elena es hablar de sofisticación y buen gusto, pero también de discreción y mesura. Digna heredera del estilo de su madre, la Infanta, y de su abuela, la condesa viuda de Ripalda, Victoria Federica encarna, en definitiva, el futuro estilístico de la nueva generación de ‘royals’ que llega pisando fuerte.

 

Victoria de Marichalar
Gtres

 

Victoria es la nieta mayor de los reyes, es 5 años mayor que Leonor y 6 que Sofía. Las primas, más unidas en la infancia que en la actualidad -aunque la diferencia de edad no es tanta, en las edades en las que se encuentran si hay un gran salto en cuanto a estilo de vida- la hija de la duquesa de Lugo podrá ser un espejo en el que se miren sus primas, la Princesa y la Infanta, así como otras jóvenes de la realeza europea en un futuro no muy lejano. Aunque de calle, Vic -así le llaman sus allegados-, apuesta por un estilo fresco y desenfadado, es en la noche donde las jóvenes de la realeza deberán tomar nota.

 

Victoria de Marichalar
Gtres

 

La gran puesta de largo de Victoria fue en la feria de Sevilla. La joven, muy ligada al mundo de la hípica y de los toros, apareció en la Maestranza con mantilla y vestido con detalles goyescos con el que acaparó todas las miradas. Meses antes, ya se había dejado notar en la puesta de largo de su gran amiga Tana Rivera, hija de Eugenia Martínez de Irujo, con un vestido largo de Loewe, regalo de su padre, Jaime de Marichalar. No obstante, no fue hasta la suya propria cuando terminó por coronarse. La sobrina de Felipe VI lució sencillamente espectacular con un vistoso vestido de noche de Lorenzo Caprile, con el que dio el paso definitivo de niña a mujer.

 

La infanta Elena y Victoria de Marichalar
Gtres

 

En el día a día, Victoria también da la talla. Su estilo es actual, sin caer en la pleitesía de la moda y muy alejada de la cursilería muy habitual en otras chicas de su rango. En los complementos, muchas veces conectados con el folclore español, le dan un toque muy personal e inconfundible, una verdadera seña de identidad. Pertenecer a una familia real no siempre es fácil. Aunque en su caso es familia del rey, Victoria de Marichalar y Borbón encarna a la perfección lo que significa ser una auténtica royal en cuestiones de estilo porque ni abusa de las marcas, ni se disfraza. En unos estamentos sociales como el suyo, en el que muchas veces hay que vestirse de una manera determinada por cuestiones de protocolo, la joven está allanando definitivamente el camino a otras jóvenes de la realeza en la búsqueda de un estilo en el que toda su generación pueda mirarse, pero al mismo tiempo respetando la tradición secular.

 

Continúa leyendo