Marie Claire

El bonito gesto del hijo de Miriam Ungría en la lucha contra la Covid-19

Boris de Bulgaria ha querido aportar su granito de arena en la lucha contra la pandemia

Uniendo talento y solidaridad, el hijo mayor de Kardam de Bulgaria y Miriam Ungría ha querido apoyar a los sanitarios por su esfuerzo y constancia al estar en primera línea de batalla contra el coronavirus y, para ello, ha contado con lo que mejor se le da: el arte. Así, el joven ha creado una escultura que ha puesto en subasta en una plataforma online para entregar el dinero recaudado a NHS Charities Together (asociación que incluye más de 250 organizaciones benéficas relacionadas con el servicio de salud del Reino Unido).
“En primer lugar, quería agradecer a todos los sanitarios sus incansables esfuerzos para contener este virus. A medida que comenzamos a ver el relajamiento de las restricciones y volvemos a la normalidad, recordamos cómo esta crisis ha afecta a todos. De una forma u otra, todos han visto un cambio en su vida o tendrán que adaptarse a los tiempos por venir. El servicio de salud ha visto el peor lado de esta pandemia y, con esta recaudación de fondos, pretendo contribuir a sus esfuerzos”, ha explicado Boris de Bulgaria en un largo mensaje personal que acompaña a las imágenes de su obra. Tan solo unos días después de la subasta, la escultura ha logrado prácticamente el objetivo marcado, mil euros. Es por ello que, el príncipe de Tirnovo no descarta poner en marcha más campañas solidarias como esta.
Y es que, se trata de un bonito gesto por parte del joven que, con tan solo 22 años, se ha convertido en una persona completamente comprometida y consciente de la importancia que tiene la solidaridad, especialmente en esta complicada etapa marcada por la pandemia global. Desde que era solo un niño ya tenía claro que su futuro estaría encaminado hacia el mundo del arte y, actualmente, podemos decir que su objetivo -tras mucho esfuerzo- se ha logrado con creces. El nieto de Simeón de Bulgaria finalizaba el año pasado sus estudios en la escuela londinense de Bellas Artes de Wimbledon y comenzaba entonces su andadura profesional que ahora ha querido aprovechar para ayudar a los que más lo necesitan. Sin duda, todo un detalle por parte del príncipe escultor de Tirnovo.
tracking