Marie Claire

El último y más sonado escándalo de Haya de Jordania

Sobornos, regalos y un romance clandestino con un guardaespaldas

En el último año, el nombre de Haya de Jordania ha pasado de ser casi un total desconocido a copar numerosas portadas a raíz de su fuga de Emiratos Árabes y su divorcio del emir de Dubái. Ya instalada en Londres con sus hijos, la hermana del rey Abdalá hoy puede respirar más o menos tranquila, pero como suele ocurrir en la mayoría de las historias, ni unos son tan malos ni otros tan buenos.

Tal como confirma en exclusiva el tabloide “Daily Mail”, la Princesa mantuvo un romance durante dos años con uno de sus guardaespaldas, Russell Flowers. Una relación secreta que le salió muy cara a la hermana del actual monarca jordano, ya que llegó a darle más de un millón de libras para que no contara nada de su romance. La Princesa hizo un montón de regalos al guardaespaldas, incluido un impresionante reloj de más de doce mil euros y un rifle de época.
Gtres

Haya de JordaniaGtres

Según se ha podido confirmar, la pareja ha estado junta durante dos años, pero ha sido mientras se ha librado la batalla entre Haya y su exmarido en los tribunales cuando han comenzado a conocerse los detalles de este idilio. Un juicio en el que la Princesa ha conseguido la custodia de sus hijos, pese a las reticencias del emir y su deseo de que volvieran junto a él. Flowers comenzó a trabajar para Haya en 2016, aunque en el pasado estuvo en el Regimiento Princesa de Gales. Su esposa fue la primera en sospechar que las cosas no iban bien en su matrimonio, ya que recibía mensajes cada noche y había veces en las que ni siquiera volvía a casa a dormir. A pesar de que la esposa de Flowers fue una de las últimas en ser consciente del romance, en el entorno cercano de la Princesa era un secreto a voces. De hecho, en los viajes al extranjero, Haya siempre insistía en que tuvieran habitaciones comunicadas y mientras estaban en el Reino Unido salían juntos a menudo y había ocasiones en las que no regresaban hasta la mañana siguiente.

En 2018, el emir de Dubái comenzó a sospechar de la estrecha relación entre el guardaespaldas y su esposa. En ocasiones, la Princesa estaba con dos miembros del equipo de seguridad y solía echar a uno para quedarse a solas con Flowers, algo que quebranta las normas del protocolo y que una vez supuso el despido de uno de los guardaespaldas por contradecir a la royal.

Fuentes cercanas aseguran que el romance con Flowers es uno de los motivos que ha llevado a Haya a huir de Dubái y empezar una nueva vida en el Reino Unido, para lo que ha contado con la ayuda de la abogada Fiona Shackleton.
tracking