Marie Claire

Victoria Federica y su momento tierra trágame (con bebé en brazos incluido)

La joven, acompañada por una de sus amigas, se ha trabado en alguna ocasión durante su discurso debido a los nervios.

Victoria Federica llegaba a las diez en punto de la mañana a las puertas de la casa Ronald McDonald, para asistir a su primer acto solidario. La royal ha sido la encargada de presentar el Mc Happy Day, que tendrá lugar el próximo viernes y todo lo recaudado irá destinado a la fundación que acoge a las familias que tienen hijos enfermos y deben someterse a tratamientos de larga duración, en muchas ocasiones lejos de su lugar de residencia. La sobrina del Rey Felipe VI ha leído unas palabras al inicio de la visita, con vos temblorosa y algún error debido a los nervios. Victoria Federica comenzaba diciendo "yo me lo he preparado un poco", una frase que ha hecho reír a los periodistas.
Gtres

victoria federicaGtres

La influencer explicaba que "cuando conocí la labor que realizaba la fundación infantil Ronald Mc Donald, consideré muy importante mostrar mi apoyo y estar aquí hoy". Aunque Victoria Federica se ha trabado en dos o tres ocasiones, ha querido transmitir un mensaje de apoyo a la fundación, dejando claro que el trabajo que realizan por los más pequeños es totalmente admirable. Para finalizar su discurso, ha invitado a todos a comprar la hamburguesa y el peluche solidario, ya que "muchas familias y niños enfermos que requieren hospitalización de larga duración, nos necesitan". Esta presentación ha dado pie a una pequeña visita por el hospital, aunque en un principio Victoria Federica se ha mostrado muy distante y fría con los niños, probablemente los nervios le han jugado una mala pasada.
Gtres

victoria federicaGtres

Aunque la nieta de Don Juan Carlos ha llevado la mascarilla puesta durante todo el recorrido, su imagen corporal hablaba por sí solo. Brazos cruzados, manos entrelazadas o en los bolsillos... la royal no sabía muy bien cómo actuar en su primer acto solidario. Las responsables de la fundación le iban explicando el funcionamiento interno de la misma, mientras le presentaban a los niños que se iban encontrando a su paso. Parece que poco a poco la hija de la Infanta Elena ha ganado soltura y espontaneidad, e incluso se ha lanzado a coger a uno de los bebés en brazos. El pequeño le estiraba del pelo mientas la royal le hacía carantoñas, pero los continuos disparos de los fotógrafos y la desconocida cara de Victoria Federica, han logrado desencadenar el llanto del pequeño. El padre del bebé se ha acercado a consolarlo, mientras la influencer sonreía tímidamente bajo la mascarilla.
Gtres

victoria federicaGtres

Al finalizar el recorrido, Victoria Federica ha estrenado una cabina que se colocará en la Plaza de la Puerta del Sol de Madrid, con el objetivo de poder enviar mensajes de cariño y aliento a las familias que están atravesando por un mal momento. La royal ha inaugurado la lista de mensajes, plasmando su amor y empatía en palabras. La joven ha publicado dos historias en su perfil de Instagram, en las que se puede leer: "Me ha encantado la albor tan bonita que hacen. Gracias por invitarme", ha escrito Victoria junto a la foto del árbol de Navidad que han colocado dentro de las instalaciones.
Gtres

victoria federicaGtres

La hija de Jaime de Marichalar ha querido demostrar que no todo son alfombras rojas y photocalls, y es probable que continúe colaborando con fundaciones con fines benéficos. Precisamente anoche la Infanta Elena asistía a la XXIII edición de la Subasta benéfica de Capones a favor de la Fundación Nuevo Futuro, que tuvo lugar en Madrid. Una cita benéfica a la que asiste cada año y que, en esta edición, estuvo presentada por la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada y el presentador Boris Izaguirre. Parece que madre e hija han decidido cambiar su actitud con la prensa y mostrar su lado más solidario. La hija de los Reyes eméritos posó ayer más sonriente que nunca, e incluso respondió a las preguntas de los reporteros, que se interesaron por su estado de salud tras la caída que protagonizó en la ‘Madrid Horse Week’. Doña Elena explico que se encontraba "bien, bueno, estoy muy bien (...) Lo que pasa es que hay cosas que pasan", y añadió un cariñoso gesto de 'ok' con su mano derecha.
tracking