Marie Claire

Nuevo varapalo para el príncipe Andrés: Ahora demandado por impago

Los duques de York han sido denunciados por impago de un chalet en Suiza que habrían adquirido en 2014

Un problema más se suma a la lista interminable del príncipe Andrés. El duque de York se coloca, una vez más, en el centro de la polémica, pero esta vez junto a su exmujer. Sarah Ferguson y el hijo de la reina Isabel han sido demandados por una deuda con el antiguo propietario de la casa que ambos adquirieron en Suiza en 2014.
La expareja adquirió un chalet de madera por unos 15 millones de euros, pero no cumplieron las condiciones de pago en las que se les obligaba a pagar 5 millones antes del 31 de diciembre del pasado año. Esto se debe a que ambos tenían intenciones de vender la casa para poder hacerse cargo con la cuantía monetaria que les quedaba por pagar, pero la oferta no ha tenido tanto éxito como esperaban. A día de hoy, los que fueran marido y mujer se encuentran sumidos en una gran deuda al no tener suficiente dinero para hacer frente al pago de la vivienda.
De hecho, a medida que pasan los días el problema crece sin parar. La deuda de 5 millones ha ido aumentando los intereses con los meses hasta sumar 1’7 millones más. Según ha afirmado el portavoz del propio duque de York, Andrés y Sarah se enfrentarán a la justicia por el pago de un débito de más de siete millones y medio de euros, aunque no ha podido revelar más detalles para respetar un acuerdo de confidencialidad.
No cabe duda de que las cosas cada vez están más complicadas frente a la ley para el hermano de Carlos de Inglaterra. A esta deuda se suma el proceso judicial en el que se ha visto envuelto el Duque por el caso Epstein. Aunque Andrés habría prometido colaborar para la investigación del delito, hace unos días el abogado que representa a varias víctimas declaró que el Príncipe no estaba preparado ni tenía intención de cooperar. Unas palabras que encajan perfectamente con las del fiscal encargado de llevar este proceso, que ya había anunciado hace unos meses que el príncipe Andrés se había negado a cooperar tras haber ignorado tres solicitudes formales para ser entrevistado bajo juramento sobre su amistad con el pedófilo Jeffrey Epstein.
Por su parte, en Buckingham no se ha hecho eco de este inconveniente judicial debido a que, pese a ser el tercer hijo de la reina Isabel, el príncipe Andrés no pertenece de manera oficial a la Casa Real desde el pasado mes de noviembre. Su involucración con el caso Epstein le obligó a abandonar sus funciones reales para evitar la posible vinculación de sus familiares con el tema.
tracking