Así se llega a convertir una enfermedad en una pandemia

La declaración de pandemia, según la OMS, hace referencia a la propagación mundial de una nueva enfermedad. Para llegar a esta situación se tienen que cumplir una serie de criterios y superar la fase epidémica.

Pexels
Pexels

Por Sandra Pulido.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó la situación actual del Covid-19 como pandemia tras multiplicarse por 13 el número de casos fuera de China y triplicarse el número de países afectados. La declaración de pandemia, según la OMS, hace referencia a la propagación mundial de una nueva enfermedad. Para llegar a esta situación se tienen que cumplir una serie de criterios y superar la fase epidémica.

Un brote epidémico es una clasificación usada en epidemiología para denominar la aparición repentina de una enfermedad debida a una infección en un lugar específico y en un momento determinado. El ejemplo más claro de esta situación es cuando se produce una intoxicación alimentaria, provocando que aparezcan casos durante dos o tres días. Otro ejemplo son los brotes de meningitis o sarampión que pueden llegar a extenderse dos o tres meses.

Por su parte, se cataloga como epidemia cuando una enfermedad se propaga activamente debido a que el brote se descontrola y se mantiene en el tiempo. De esta forma, aumenta el número de casos en un área geográfica concreta.

Para que se declare el estado de pandemia se tienen que cumplir dos criterios: que el brote epidémico afecte a más de un continente y que los casos de cada país ya no sean importados sino provocados por transmisión comunitaria. “Mientras los casos eran importados y el foco epidémico estaba localizado en China la situación era calificada de epidemia pero en el momento en que salta a otros países y empieza a haber contagios comunitarios en más de un continente se convierte en pandemia”, explica Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos.

Los avisos de 2007

La OMS incluyó hace un par de años a la “enfermedad X” (disease X) en su listado de patógenos infecciosos. Es decir, enfermedades que representan la mayor amenaza para la salud global por su potencial epidémico. Se trataría de una bacteria o un virus que puede surgir en cualquier momento y causar una infección mundial generalizada. Fue a principios de 2018, durante una reunión en la Organización Mundial de la Salud en Ginebra, cuando un grupo de expertos acuñó este término. Los expertos de la OMS explicaban que se trataba de “la próxima pandemia”.

Antes de que el SARS-CoV-2 (el virus que provoca el Covid-19) se propagara, los expertos en enfermedades infecciosas ya estaban inmersos en la investigación de nuevas enfermedades emergentes. Así lo aseguraban en 2018 los especialistas en microbiología y enfermedades infecciosas de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica  (Seimc).

Pero mucho antes, los microbiológos anticiparon que los coronavirus de murciélagos eran una bomba de relojería en Asia. Lo hicieron con la publicación de un artículo en Clinical Microbiology Reviews en 2007. En esta investigación avanzaban que los murciélagos de herradura son el reservorio natural del virus similar al SARS-CoV y que las civetas son el anfitrión de la amplificación. Estos expertos advertían de la necesidad de mantener fuertes medidas de bioseguridad “en las granjas y mercados húmedos”, ya que, aseguraban, “pueden servir como fuente de propagación de infecciones emergentes”.

Otras emergencias de salud pública

Antes de declarar el estado de pandemia, la OMS declaró la Emergencia de Salud Pública Internacional por el nuevo coronavirus el jueves 30 de enero de 2020. Para declarar la alerta sanitaria internacional se tienen en cuenta cuatro criterios: la repercusión grave en la salud pública; que sea una enfermedad inusitada o imprevista; que exista riesgo de propagación internacional; y que implique el riesgo de imponer restricciones internacionales a los viajes o al comercio.

Antes de la llegada del Covid-19, la OMS declaró otra cinco veces la situación de alerta internacional:

 

Brote de Ébola de Kivu 2018-20

· El brote de ébola de Kivu comenzó el 1 de agosto de 2018, cuando se confirmó que cuatro casos habían dado positivo al virus del ébola en la región oriental de Kivu, en la República Democrática del Congo (RDC).

· A 3 de febrero de 2020, el Ministerio de Salud de la República Democrática del Congo comunicó un total de 3.428 casos (3.305 confirmados y 123 probables), incluidas 2.246 muertes y 1.157 supervivientes.

· El brote está en activo en las provincias de Kivu del Norte e Ituri. Los países vecinos están tomando medidas para mitigar el riesgo de propagación en sus territorios.

 

Epidemia del virus del Zika 2016-2017

· A comienzos de abril de 2015, un gran brote epidémico de fiebre del Zika comenzó en Brasil y se extendió a otros países en América del Sur, Centroamérica y el Caribe.

· Hacia finales del año, 22 países y territorios del continente americano informaron de casi 2.500 casos de síndrome congénito asociado con Zika, entre los 48 Estados de la región que reportaron más de 500.000 casos sospechosos de la enfermedad, incluyendo 175.063 casos confirmados.

· El último informe emitido por la OMS el 10 de marzo de 2017 indicó que en 84 países, territorios o zonas subnacionales hay constancia de transmisión vectorial del virus de Zika.

 

Epidemia de Ébola de África Occidental 2014-2016

· La epidemia de ébola de 2014-2016 fue el mayor brote epidémico de esta enfermedad. Se originó en diciembre de 2013 en Guinea y se extendió por Liberia, Sierra Leona, Nigeria, Senegal, Estados Unidos, España, Malí y Reino Unido.

· Se registraron un total de 28.616 casos, 11.330 muertes y 10.000 supervivientes.

· El 17 de marzo de 2016, la OMS declaró a Sierra Leona país libre de transmisión del virus ébola, poniendo así fin al brote en África.

 

Reaparición de la Polio (2014)

· En mayo de 2014, la OMS dio la voz de alarma tras comprobar un repunte de la enfermedad poliomielitis en Afganistán, Camerún, Etiopía, Guinea Ecuatorial, Israel, Nigeria, Pakistán, la República Árabe Siria y Somalia.

· La transmisión continúa siendo endémica en Afganistán, Nigeria y Pakistán. Si no se detiene la transmisión en estos últimos reductos restantes, se podrían producir hasta 200.000 nuevos casos anuales en 10 años en todo el mundo, según la OMS,

· Los casos provocados por poliovirus salvaje han disminuido en más de un 99%, de los 350.000 estimados en 1988 a los 33 notificados en 2018

 

Pandemia de Gripe H1N1(2009)

· El virus gripal A (H1N1) nunca se había identificado como causa de infecciones en los seres humanos. Los análisis genéticos han revelado que procede de virus gripales animales y no guarda relación con los virus H1N1 de la gripe estacional que han circulado ampliamente entre los seres humanos desde 1977.

· En abril de 2009 comenzaron los primeros brotes epidémicos iniciales en América del Norte.

· Cuando la OMS declaró la pandemia en junio de 2009, un total de 74 países y territorios habían notificado infecciones confirmadas. Esta epidemia acabó con la vida de 105.000 personas y 395.000 afectados.

Continúa leyendo