De la ansiedad al Síndrome de la cabaña

La situación de confinamiento que ha vivido el país ha generado cuadros de ansiedad en muchas personas que han derivado en un miedo irracional por salir a la calle.

Pexels
Pexels

Por Sandra Pulido

La ansiedad es una emoción más que nos prepara para la acción. Sin embargo, una ansiedad excesiva se puede llegar a convertir en un trastorno, causando un gran malestar en la persona que lo sufre.

Los más de dos meses de confinamiento en España han provocado que muchas personas hayan experimentado intensos niveles de ansiedad en los primeros días y semanas del Estado de Alarma. “Lo primero que hay que entender es que el confinamiento ha sido una situación impuesta e imprevista que nos ha pillado por sorpresa”, explica Paula Redondo, psicóloga general sanitaria y creadora de ‘¡Aúpa! Psicología’, plataforma digital que nació con el objetivo de ayudar con la ansiedad durante el confinamiento de los últimos tres meses del año 2020.

“Es una crisis sanitaria que ha generado mucha inseguridad, incertidumbre y una gran sensación de pérdida de control. Además, ha habido un exceso de información, en ocasiones contradictoria. Estar expuestos a tantas noticias puede aumentar los niveles de ansiedad en las personas. Todos ellos son factores que hacen que esta situación sea estresante”, añade la especialista.

Asimismo, personas con trastornos de ansiedad presentes antes de esta situación, pueden haber sufrido un empeoramiento de sus síntomas. “En personas que ya por si tenían un componente de ansiedad alto, esta situación se ha intensificado aún más. Por ejemplo, las personas que ya tenían agorafobia han confirmado su miedo, porque salir a la calle es peligroso”, destaca.

¿Qué es el Síndrome de la Cabaña?

En las primeras fases de la desescalada se empezó a hablar del ‘Síndrome de la cabaña’, un fenómeno en que las personas experimentan angustia, ansiedad o miedo irracional ante el hecho de salir a la calle. “Volver a la calle significa para estas personas que pueden contagiarse en cualquier lugar y en cualquier momento”, puntualiza.

Hay que especificar que este fenómeno no es una patología clínica como tal, sino un trastorno de ansiedad que puede interferir en tu día a día.

Por su parte, parece que esta situación está afectando a más personas que han pasado el confinamiento a solas. Sin embargo, Redondo, puntualiza que  “como cualquier trastorno de ansiedad tiene que haber una base. Es decir, hay personas que desde edades tempranas tienen unos niveles de ansiedad más altos que otras y son más propensas a desarrollar este tipo de trastornos”.

Para combatir este miedo primero tienes que aceptar que lo tienes. Porque, como recuerda la psicóloga,  “muchas personas van a tender a justificar ese miedo, al existir una ‘amenaza real’, que es el nuevo coronavirus”. Y lo segundo, “es darse tiempo y exponerse gradualmente”, afirma la psicóloga, quien específica que si esta situación te está influyendo debes consultar a un especialista.

La exposición gradual trata de combatir esta situación en pequeñas incursiones a la calle. “Al principio, a lo mejor solo tengo que bajar al portal o abrir la puerta de casa. Hay que tener en cuenta que la ansiedad se presenta como una curva, es decir asciende para después después descender por sí misma”.

 

Continúa leyendo