La nueva revolución de los fármacos para la migraña

La migraña es una enfermedad con alta prevalencia en España, afectando en mayor medida a las mujeres. Una nueva generación de fármacos pretende ayudar a su prevención.

Tratamiento contra las migrañas
Imaxtree

Por Nieves Sebastián

En España la migraña afecta a un 12 por ciento de la población; por sexos, un 18 por ciento de mujeres frente a un 7 por ciento de hombres, han reportado padecerla. A pesar de estas cifras, todavía existe un gran desconocimiento sobre la enfermedad.

La migraña es mucho más que un simple dolor de cabeza, es una enfermedad altamente incapacitante con un gran impacto en la vida de las personas que la padecen. Entre sus síntomas más frecuentes están, aparte del dolor intenso, la dificultad de concentración o un aumento de sensibilidad al ruido, la luz o los olores que provoca una sensación muy desagradable y puede influir en la vida familiar o en la reducción de rendimiento en el trabajo.

La situación es peor para aquellos que sufren de migraña crónica. Para que se emita este diagnóstico, los pacientes tienen que reportar dolores de cabeza al menos quince días al mes, de los que ocho han de tener sintomatología de migraña.

Fármacos preventivos

Hasta el momento no existe ningún tratamiento curativo para la migraña. Hay fármacos que alivian los síntomas de una manera efectiva, aunque aquellos que han demostrado una alta eficacia tienen asociados una serie de efectos adversos que les restan beneficio clínico.

El cambio de paradigma en la farmacología de la migraña viene de la mano de los anticuerpos monoclonales. A principios de noviembre, el Sistema Nacional de Salud incluía dentro de su financiación dos de estos fármacos cuyo mecanismo de acción se basa en prevenir los episodios de migraña.

Para que los pacientes sean candidatos a este tipo de fármacos deben cumplir una serie de requisitos. Ambos medicamentos están indicados para pacientes de migraña crónica que sufran al menos ocho episodios al mes y que no hayan respondido de manera positiva a otros tres tratamientos preventivos en esta enfermedad.

Una de las grandes ventajas que reportan estos fármacos es que su perfil de seguridad es muy alto, ya que además de ofrecer una alta eficacia no se han registrado efectos adversos de gran importancia, lo que sí ocurría con otros destinados a esta patología; por ejemplo, aquellos fármacos utilizados para tratar los dolores de cabeza provocados por la migraña cuyo mecanismo de acción se basa en la vasoconstricción, se prescriben de manera más limitada por las implicaciones que podía tener su uso a nivel cardiovascular.

Otro de los aspectos positivos es la facilidad de administración. El fármaco tiene que ser prescrito por el neurólogo y se proporciona a los pacientes a través del servicio de farmacia hospitalaria de cada centro. Se trata de un medicamento inyectable que el paciente puede aplicarse a sí mismo, una vez en el centro hospitalario le expliquen la manera de hacerlo.

Los especialistas esperan que, según se vayan recopilando datos sobre el uso de estos dos fármacos, se empiece a usar como primera opción de tratamiento y no haya que esperar a que otros tres fármacos fracasen, para que los pacientes puedan beneficiarse cuanto antes de las ventajas que este ofrece.

Efecto más rápido

En tratamientos anteriores para prevenir la migraña había que esperar más tiempo para notar su eficacia, pero con estos fármacos, los beneficios se perciben desde la primera o segunda semana desde su aplicación. Además, su administración de manera mensual favorece que el paciente cumpla con todas las dosis.

Continúa leyendo