Más del 76% de los profesionales de la salud contagiados por la Covid-19 son mujeres

Mientras la cifra de profesionales sanitarias femeninas contagiadas por el virus es superior a las de los profesionales masculinos, son estos últimos quienes tienen una mayor tasa de mortalidad.

Pexels
Pexels

Por Mónica Gail.

Estar en primera línea de batalla tiene sus consecuencias. Los profesionales sanitarios, que han trabajado sin descanso en los peores momentos, han sido uno de los grupos de población más afectados en esta crisis provocada por la Covid-19. Según los últimos datos disponibles, a fecha de 14 de mayo, de las 236.611 personas infectadas en España, 39.349 contagios corresponden a personal sanitario.

Además, la pandemia ha puesto de manifiesto desigualdades de género: mientras la cifra de profesionales sanitarias femeninas contagiadas por el virus es superior a las de los profesionales masculinos, son estos últimos quienes tienen una mayor tasa de mortalidad.

En el último informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) publicado por el Ministerio de Sanidad, donde se analizan los contagios entre el personal sanitario de nuestro país –tanto de hospitales como centros de salud o centros socio-sanitarios–, se observa que la Covid-19 no ha afectado por igual a hombres y mujeres. El virus ha causado un fuerte impacto entre las mujeres sanitarias, que representan el 76,5 por ciento del total de profesionales infectados frente al 23,5 por ciento de hombres.

El colectivo más expuesto

La razón por la que este colectivo es uno de los más susceptibles de contagiarse es que son los que están más expuestos a la enfermedad. Según Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha atribuido el impacto del virus en sanitarios a los “dos o tres brotes” que se produjeron en hospitales al inicio de la epidemia.

Asimismo, el gran número de contagios entre profesionales sanitarios se explica, en gran parte, por la falta de protección. Sanidad ha admitido que el personal ha estado “indebidamente protegido” después de que tuviera que retirar varios lotes de mascarillas defectuosas distribuidas por las comunidades autónomas. El doctor Simón también ha reconocido que la escasez de equipos de protección individual (EPIs) puede ser otra de las causas.

De hecho, del informe de RENOVE se extrae que el 65 por ciento de ellos presentaba como antecedente epidemiológico de riesgo el contacto con personas con infección respiratoria, y el 69 por ciento, el contacto estrecho con casos de Covid-19 probable o confirmado. Y son más las mujeres que desempeñan roles que implican una cercanía prolongada con pacientes enfermos. De hecho, según ONU mujeres, representan el 70 por ciento de los trabajadores de la salud en todo el  mundo y el 80 por ciento de las enfermeras en la mayoría de las regiones.

Mujeres al frente de la crisis

La crisis de salud provocada por la Covid-19 está derivando a una crisis de atención. ONU Mujeres destaca que la experiencia extraída del Ébola y el VIH en los países en desarrollo muestra que, “cuando fallan los sistemas de salud, son las mujeres quienes intervienen como cuidadoras no remuneradas en el hogar”, lo que a menudo provoca un impacto en su propia salud.

Aunque sanitarios y sanitarias luchan por igual en hospitales y centros de atención, son las mujeres quienes emplean más horas de atención al día, tanto remuneradas como no remuneradas para permitir la continuación de la vida diaria. El colectivo femenino constituye “dos tercios de la fuerza laboral mundial de atención remunerada, y la mayoría de los cuidadores remunerados para ancianos”, no solo en centros de salud sino también en atención domiciliaria.

Mayor mortalidad en hombres

A pesar de que el porcentaje de profesionales infectados es superior en mujeres, el coronavirus mata más a los hombres. Aunque la letalidad es baja dentro de este colectivo (49 muertes), hay más sanitarios hombres fallecidos (28 casos) que mujeres (21 casos).

Además, en el informe de Sanidad se puede observar que el género masculino presenta un cuadro más grave de la enfermedad. Los últimos datos del Ministerio apuntan a que los hombres presentan una mayor prevalencia de neumonía, enfermedades de base y un mayor porcentaje de hospitalización, admisión en UCI y ventilación mecánica. De modo que la Covid-19 causa más estragos en sanitarios hombres, de mayor edad y con patologías previas. Algo que corrobora un estudio publicado por la revista científica The Lancet, donde se afirma que esta diferencia de sexo en la mortalidad y vulnerabilidad a la enfermedad es muy posible que se deba a la “inmunología basada en el sexo”.

Continúa leyendo