Mujeres y ciencia… Una mirada de género en Oncología

Las oncólogas europeas están trabajando para promover la equidad de acceso a las oportunidades de desarrollo profesional.

Pexels
Pexels

Por Nieves Sebastián.

“Avanzar en las carreras de las oncólogas para convertirse en líderes del mañana”. Bajo este lema trabaja Women For Oncology (W4O), grupo de trabajo de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) para visibilizar los problemas que afectan a las mujeres en esta especialidad. Fue en el 2013, cuando surgió este grupo, al detectarse la baja representación de oncólogas en puestos de liderazgo. Pilar Garrido, jefa de Sección de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal, forma parte del mismo.

“Los objetivos son visibilizar la brecha de género y promover la equidad de acceso a las oportunidades de desarrollo profesional en mujeres oncólogas”, explica la oncóloga. Además, añade que entre las prioridades del grupo se encuentra la de “proporcionar una plataforma que fomente el networking con otros profesionales y con grupos similares de cobertura nacional como por ejemplo el grupo creado por SEOM: Mujeres por la Oncología”.

Pero para lograr estos objetivos, hay que actuar sobre los principales problemas que afectan a las oncólogas. A este respecto, Garrido expone que “el comité promueve una mirada de género en todas las actividades que organiza ESMO buscando una presencia equilibrada y ha desarrollado múltiples iniciativas en los últimos años”. Entre ellas, precisa que se han desarrollado acciones muy diversas “incluyendo sesiones específicas en diferentes congresos, publicaciones científicas o foros de debate”.

Barreras existentes

¿Qué barreras existen para acceder a los puestos de responsabilidad? Para Garrido “hay de muchos tipos”. En primer lugar, alude a “las dificultades de conciliación, las culturales o sociales. Pero también hay muchos sesgos, muchas veces inconscientes que al final se comportan como barreras”. Además, la oncóloga considera que estas son comunes a otros ámbitos de la medicina y la ciencia.

Aun así, plantea que “quizás la alta competitividad científica y necesidad constante de puesta al día como un reto adicional en el campo de la oncología”. Para conseguir aumentar el número de mujeres que alcanzan puestos de responsabilidad, Garrido insta a tener en cuenta la “mirada de género”. Esto, significa según la experta, “pensar si hay una mujer válida para ese puesto, ya que muchas veces las mujeres son menos visibles y hay que dar esa primera oportunidad”.

Garrido explica que sobre todo hay que trabajar en esta dirección porque “permite ver que es posible la conciliación o la maternidad. Además, la experta incide en que estas acciones “ayudan a visibilizar que es posible llegar a un puesto que de otra forma quizás se ve como inasequible”.

Continúa leyendo