Orgullo: atrévete a descubrir el Nueva York oculto

Siéntete especial y diferente con estos planes 'urderground' por la Gran Manzana.

iStock.

Capaz de tentar a todos los que te rodean, espontánea, seductora pero también espiritual. Siempre con una sonrisa pintada en la cara y una risa contagiosa. Divertida y dispuesta a experimentar nuevas sensaciones. ¿Te reconoces en estas líneas? Si es así, cuando vayas a Nueva York (¡muy pronto!) tienes que apuntarte a estos planes que se salen de las visitas convencionales a Manhattan y, por supuesto, disfrutarlos acompañada de una fragancia tan llena de energía, dinamismo, provocación, inocencia y sexualidad como es DKNY Be Delicious. ¿Estás listas para conocer la cara más oculta de Manhattan? Con estos planes vas a experimentar la verdadera esencia de Nueva York.

1. Ir a la librería más grande del mundo

Strand Bookstore presume de tener más de 18 millones de libros, entre novedades, títulos raros y de segunda mano. Esta mítica librería abrió sus puertas en 1927 y entre sus estanterías tienen lugar firmas de libros, charlas con autores y eventos de todo tipo. Tiene una sección de objetos de regalo que te encantará. Está en el 828 de Broadway con la calle 12.

2. Ver casas decoradas en plan navideño

¿Te alucina ver en las pelis americanas las típicas casas decoradas hasta arriba con objetos y luces navideñas? Si vas a Manhattan en esta época del año, tienes que acercarte una noche a Dyker Heights, un barrio de Brooklyn en el que los vecinos se toman muy en serio eso de hacer de sus casas un árbol de Navidad. Creerás estar en mitad de la peli Solo en casa.

3. Visitar un museo tibetano

Staten Island seguramente te sonará por ser el sitio en el que se coge el ferry de vuelta a Manhattan tras ver la Estatua de la Libertad. Pues te gustará saber que en esta isla, de mayor superficie que la Gran Manzana, se encuentra el Museo Tibetano, un lugar en el que disfrutar de una paz increíble y de objetos artísticos procedentes del Tibet.

4. Pasear por el cementerio de Sleepy Hollow

¿Te encanta la atmósfera tétrica y llena de neblina de las pelis de Tim Burton? Entonces no puedes perderte la visión nocturna del cementerio de Sleepy Hollow, sí, tiene el mismo nombre de la peli del jinete sin cabeza de Burton. Hay tours nocturnos que te lo enseñan por unos 25 dólares.

5. Tómate una copa en un bar clandestino

Se les conoce como speakeasies y se trata de bares escondidos que imitan a los que proliferaron en tiempos de la Ley Seca. ¿No te molaría entrar a un bar a través del sitio más insospechado como una cabina telefónica? Lo más.

6. Descubre una granja urbana

¿Una granja en mitad de la ciudad de los rascacielos? En Nueva York todo es posible y buena prueba de ello es la Eagle Street Rooftop Farm, una granja en la que se cultivan frutas, verduras y flores y se crían pollos y conejos. ¡Y todo desde el techo de una antigua fábrica de Greenpoint, en Brooklyn! Hay visitas guiadas.

7. Visita la guarida de las Tortugas Ninja

¿Recuerdas con cariño a Leonardo, Raphael, Donatello y Michelangelo, aka, las Tortugas Ninja? Pues que sepas que puedes ver su mismísima guarida, esa que aparece en la segunda peli y que se encuentra en una estación de metro secreta. Coge la línea 6 en dirección sur y no te bajes en la última parada (Brooklyn Bridge). El metro dará la vuelta por un túnel de impresionantes vidrieras y arcos de principios del siglo XX, yes, la casa de las tortugas más famosas de la tele.

¿Quieres más ideas para tu escapada a Nueva York? No te pierdas el resto de artículos en el especial 7 pecados en la Gran Manzana. Y ya sabes: no dejes de pecar...

Continúa leyendo