¿Aún no sabes cómo aplicar el iluminador? Con estos tips de experta lo tendrás más fácil

Eres de las que aún no logra los destellos de luz deseados, ahora, con los últimos trucos de nuestra experta de belleza Ani, seguro, lo tendrás más fácil.

 

Con la llegada del buen tiempo muchas son las citas que se acumulan en nuestra agenda y, a su vez, muchas las oportunidades de lucir un lookazo de temporada. Y no sólo en materia de moda, que también, sino en lo que a estilismos faciales se refiere. En cada nueva cita buscamos mostrar la mejor de nuestras caras, buscamos brillar y mostrar esa libertad y alegría propia de la temporada que nos acompaña. Así, con la entrada de la primavera/verano buscamos mostrarnos más naturales, con una imagen fresca y renovada. Por todo ello, no es de extrañar que, lejos de aplicar ahumados súper dramáticos (propios de pasarelas) y pintar nuestros labios con tonos intenso (a excepción de icónico rojo que sigue siendo tendencia imbatible), en la primavera la tendencia al alza sea el conocido como no makeup stylist. Un estilismo basado en aportar pequeñas notas de maquillaje para resaltar nuestras facciones sin pecar de excesos. Bases tipo BB cream, sombras nude que tan sólo aporten un plus de luz, iluminadores y diferentes modelos de gloss, se convierten en nuestros mejores aliados estivales a la vez que buscamos reducir el exceso de grasa y brillos provocados por la subida de temperaturas. 

Ahora bien, ¿cómo podemos lograr un resultado óptimo en un tiempo reducido? La clave será los puntos de luz que apliques a tu rostro. Estos serán el foco de atención principal en tu maquillaje que, si consigues aplicar correctamente, pueden ser tu mayor aliado de la temporada (especialmente cuando el sol brille y muestre esos toques de luz en tu rostro). Así, tras tapar imperfecciones, conseguir una tez uniforme (a través de bases más cremosas y correctores) y dar ese toque de color a tu mirada o a tus pómulos (gracias al uso de coloretes suaves), es momento de mostrar una piel fresca e iluminada. ¿Cómo? A través de un buen iluminador. Eso sí, antes de aplicarlo, debemos atender a ciertos valores como qué textura es la correcta para nosotros bien según nuestro tipo de piel o bien según que cita sea a la que acudamos.

Debemos puntualizar que los modelos de iluminador no son todos iguales, hay diversos tipos que, según nuestra tez y textura natural serán mejores o peores a la hora de fijarlos a la piel y de aplicarlos sin incentivar nuestros valores negativos. Los hay en polvo, en formato líquido, en crema o en modelos con pulverizador y cada uno de ellos será correcto y práctico en un caso determinado. Por ejemplo, para aquellas que posean pieles grasas será mejor un iluminador en polvo mientras que para las pieles secas los modelos en crema serán mucho más efectivos. Pero no sólo en lo que a piel se refiere deberemos tener en cuenta su uso, también, para qué momento del día lo aplicaremos. Por ejemplo, para aquellas pieles mixtas que puedan jugar con ambas texturas, se primará para el día los iluminadores cremosos, ya que tienen un acabado mate que ofrecen efecto más natural a la cara; mientras que los modelos en polvo y con destellos glitter serán preferibles para la noche, ya que son un poco más llamativos.

Tras este breve análisis, es momento de la  aplicación, que debe ser pulcra, cuidada y con perfección para no caer en excesos o que retorne hacia un resultado no deseado. Para ello, nuestra experta de belleza Ani, nos destaca seis ejes donde resaltar la luz e iluminar, con efecto natural, nuestra piel. Primero, nos centraremos en la zona superior, donde el punto alto del pómulo, y los ejes superior e inferior de la ceja serán los protagonistas. Allí sólo serán necesarias pequeñas notas que, posteriormente, difuminaremos. También Ani, tras ellos, destaca la zona del lagrimal, para una mirada más iluminada, junto a toques en la punta y tabique de la nariz, con lo que lograrán afinar dicha zona estéticamente. Pero no solo estos serán los ejes para firmar una correcta aplicación en lo que a iluminador se refiere, para cerrar, Ani, nos señala un último punto focal, esta vez, en la zona inferior del rostro, concretamente, en el mentón. Entonces, simplemente será necesario un pequeño toque de luz en dicha zona. ¿Por qué? Porque dicha luz, nuevamente, nos ayudará a conseguir un efecto más afinado del conjunto del rostro.

Una suma de puntos de luz estratégicamente seleccionados con los que lograr una imagen fresca e, incluso, más definida y rasgada que, además, fomenta lo mejor de cada una de nosotras y que nos permiten conseguir ese efecto buena cara en cuestión de segundos. Sólo deberás escoger el formato que mejor se adapte a tu piel y aplicarlo con la intensidad adecuada, dependiendo de la cita (día o noche) y lograrás el mejor resultado en lo que a maquillaje estival se refiere. ¿Te atreves con estos toques de luz tan mágicos? Nosotras ya hemos empezado, ahora te toca a ti. Estamos deseando verte brillar. 

Fátima Moyano

Fátima Moyano

Periodista casi sin querer, queriendo más que nunca al periodismo. Sin la moda, un buen café y mi playlist favorita de los 2000's no podría levantarme cada mañana. Amante del papel, pero escribiendo en digital. Un día descubrí la Alta Costura y desde entonces supe que no quería trabajar en otro sector. ¿Entre mis sueños? Un amanecer en París, con vistas al Sena y un croissant recién horneado cerca, soy una foodie empedernida que le voy a hacer.

Continúa leyendo