Blanca Suárez: "¿Planes B? La verdad es que ahora mismo no tengo"

De la sencillez emana la elegancia. Y la paz. Blanca Suárez lo ha convertido en su mantra. Sin descanso, pero lejos del bullido.

Blanca Suárez (Madrid, 1988), un icono, discreto. Resultado de una personalidad transparente y un camino profesional que ni siquiera parece haber alcanzado su ecuador. Ángel Schlesser ha encontrado en la actriz su nueva Femme, perfume que sopla sus 20 velas y sigue encandilando por su aroma de la mandarina, bergamota y neroli: “su eslogan, ‘lo elegante es elegir lo sencillo’ va  la mayoría de las veces conmigo. Soy consciente de que en determinadas apariciones públicas puede parecer todo lo contrario, creo que es un  acierto seguro, la sencillez, la calma… si me apuras, lo minimal. Ángel Schlesser ha querido dar una vuelta de tuerca en este 20 aniversario.”

Una apuesta por lo clásico, que también se resiente en la elección de papeles fieles a su personalidad: explorar, sin perder de vista su esencia. En El verano que vivimos, su última obra, dirigida por Carlos Sedes, encarna a un personaje anacrónico: “mi personaje es Lucía, heredera de unas bodegas de Jerez de la Frontera. La historia está contada en dos tiempos, en el 58 y el 95, contando una historia simultánea, que se nutre de la otra.” Pero no cuelga el teléfono de Las Chicas del Cable. Se avecina quinta y sexta temporada, tras el éxito apabullante de la primera horneada: “vamos por delante, no hay ni fecha de estreno para esta quinta pero seguimos para adelante. Estamos muy felices con la serie, de momento empezar la sexta es un logro absoluto.”

Tras más de diez años capturando el objetivo bajo las directrices de Pedro Almodóvar y Alex de la Iglesia entre otros, nada parece poder entorpecer el camino de la actriz… ¿qué nos queda por descubrir de Blanca Suárez? “Es como preguntar ¿qué cosas en tu vida te queda por hacer? Todo. Lo que uno ha hecho hasta ahora es lo que ha podido tener acceso o a lo que unos terceros han pensado que podrías estar bien encarnando estos personajes. Pero no soy una persona que sueñe con un personaje en concreto. Lo siguiente que voy a hacer va a ir por allá… soy consciente de que en esta profesión puedes hacer de todo menos planear: tu vida, tus tiempos, tu agenda, lo próximo, porque no lo sabes. Puede ocurrir mañana como no ocurrir nunca. ¿El teatro? Es una asignatura pendiente, siempre he pensado que el día que me suba al escenario será con tiempo y una dedicación absolutamente respetuosas, y por suerte, durante años he empalmando cosas, no he tenido el espacio, el tiempo, ni la energía para dedicárselo.”

¿Blanca eterna? “Uno siempre tiene la curiosidad… ‘si no me hubiera dedicado a esto… ¿qué querría hacer? ¿A qué me hubiese dedicado? ¿Dónde estaría?’. Planes B, la verdad es que ahora mismo no tengo, creo que es buenos dediques a que te dediques no tener un plan B, sino un escape, y algo donde canalizar y redirigir algo de energía para no estar todo el rato encima de eso, oxigenar tu profesión principal.”  Planes B, definitivamente, y pese al éxito. Asegurarse, pensar, no dejarse llevar por la corriente. Y aunque considere que parte de su éxito se debe no al azar sino más bien al destino, la actriz madrileña aprueba la máxima de Denis Waitley “Los resultados que consigues estarán en proporción directa al esfuerzo que aplicas”.

También te puede interesar:

Continúa leyendo