¿Cómo afrontar el desconfinamiento? Hablamos con la psicóloga Gabriela Paoli

Despejamos dudas en la presunta recta final del confinamiento ligado a la crisis del coronavirus con la ayuda de la psicóloga, formadora y consultora en temas de Desarrollo Personal y Organizacional y experta en Salud Digital.

El estado de alarma, decretado el pasado 14 de marzo, marcó el inicio de un confinamiento estricto. Con un acceso limitado a suministros básicos como el de la alimentación, nos vimos, al igual que 2.900 millones de personas en el mundo, en una situación de carácter excepcional. Situación que no hemos afrontado de la misma manera y que en algunos casos, dependiendo de factores como la edad o el estado psicológico, ha afectado de manera más grave a algunas franjas de la población. Casi dos meses después, cabe seguir preguntándose cuál es la mejor manera de afrontarlo y sobre todo cómo podemos anticipar su salida progresiva. La psicóloga, formadora y consultora en temas de Desarrollo Personal y Organizacional y experta en Salud Digital Gabriela Paoli nos da algunas herramientas. La profesional, que ha compaginado su profesión dentro del ámbito de la psicología clínica, recursos humanos y consultoría, lleva más de 17 años trabajando para empresas públicas y privadas de Menorca y la Península y cuenta actualmente con dos clínicas, una en Madrid y otra en Menorca.

Aunque ya vislumbremos la salida, nos seguimos preguntando cómo gestionar el día a día y qué consejos podemos aplicar, solo o acompañado. Una de las claves consiste en crear una rutina, seguir horarios y por ejemplo, prepararnos como si fuéramos a salir. A nivel emocional, puede resultar útil comentar y materializar sus pensamientos para que nos afecte en la menor medida posible el confinamiento.

La convivencia es otro problema recurrente. Familiares, parejas, compañeros de piso... ocupan en el marco de este confinamiento un papel diferente y más si son personas con las que no solemos habitualmente pasar tanto tiempo. Gabriela Paoli nos recomienda en este sentido programar por ejemplo un calendario, con tareas asignadas a cada uno, de manera a evitar conflictos y preservar la organización, con la comunicación, como siempre, como pilar fundamental.

Muchas personas se han enfrentado a problemas de insomnio… ¿a qué causas fisiológicas podemos atribuirlos? ¿Qué consejos hemos de tener en cuenta para conciliar el sueño pese a la situación? El estrés, pero también la preocupación y en algunos casos la falta de actividad de día pueden justificar estas dificultades para conciliar el sueño. Procurar dormirse a horas fijas o practicar algunas actividades como la meditación pueden ayudar.

¿Cómo luchar ante la adicción tecnológica: la “necesidad” actual de estar permanentemente conectados? ¿Hasta qué punto es problemática? ¿Siempre es benéfico estar en contacto constante por vídeollamadas? ¿Ayuda realmente el hablar del tema o cabe silenciarlo en momentos puntuales? ¿Las redes sociales pueden ejercer una presión extra? Las posibilidades de comunicarnos en nuestra era son casi infinitas aunque también cabe tener en cuenta el fenómeno de "la adicción digital". Un peligro al que nos podemos enfrentar si no establecemos pautas de conexión y permanecemos todo el día conectados. La experta recomienda en este sentido elegir momentos claves del día para conectarse y desvincularse de las pantallas cuando nos dedicamos a otra actividad. Separar para dedicarnos plenamente a cada una.

En cuanto al desconfinamiento, ¿podría ser más difícil de lo esperado? ¿La vuelta a una relativa normalidad podría ser más problemática para algunas personas? ¿Cuáles van a ser las consecuencias psicológicas y hasta cuándo durarán? ¿Qué podemos hacer? ¿Nos puede dar miedo salir? ¿Podría suponer un cambio radical en nuestras relaciones sociales? La psicóloga nos confirma que resulta difícil de medir, ya que depende de numerosos factores personales. La paciencia y la comunicación son determinantes para afrontar una relativa vuelta a la normalidad.

¡No te pierdas el conjunto de la entrevista con Gabriela Paoli!

Continúa leyendo